1. Inicio Blog
  2. Ricardo Martí

Ricardo Martí

Qué hacer-imprescindible

La Montaña en Aragón: Luis Alberto Hernando

(Ricardo Martí)
20/09/2017 - 13:45 h.
0 comentarios

Hablamos con Luis Alberto Hernando, burgalés afincado en Jaca y referente nacional de las carreras por montaña. El 23 de septiembre se juega su tercera copa del Mundo en la Ultra Pirineu 2017 de Berga

KV Transvulcania 2017. ©Foto: Monrasin

Luis Alberto es el gran dominador de las carreras por montaña a nivel nacional. Guardia civil, nacido en Burgos hace 40 años y residente en Jaca, se inició en el deporte practicando a los nueve años atletismo. Una vez en la Guardia Civil disputó los Juegos de Turín del 2006 en el biatlón. A continuación cambió de deporte y se pasó al esquí de fondo. Desde el año 2010 comenzó su matrimonio con las carreras por montaña. Su primera prueba fue la Puyada a Oturia. Desde entonces ha ganado cinco Campeonatos del Mundo y dos Copas del Mundo. El 23 de septiembre se juega su tercera copa en Berga. Su sueño es ganar el Tour del Mont Blanc y le gustaría ser olímpico en carreras por montaña antes de retirarse.

- ¿Donde nació?

- Fue en Burgos en 1977 y vine a vivir a Jaca en el año 2002. En septiembre voy a cumplir 40 años. Ahora no me considero de ningún sitio, no me tengo en consideración. Me he quedado en Jaca. Soy de esta ciudad por propio interés y porque no hay ningún sitio mejor para vivir.

- ¿Que es lo que más le gusta de Jaca?

- El sitio donde está, el entorno y lo fácil que es hacer montaña viviendo en Jaca. También existe el aliciente que es un pueblo medianamente grande, hay mucho ambiente y tiene todos los servicios.

- ¿Cuales son sus sitios preferidos para entrenarse en Jaca?

- Me gusta esta localidad porque hay mucho monte, nunca se terminan los senderos y están muy a mano. Si algún camino se lleva la palma es el del Rapitán y el de la Peña Oroel, que es lo que más cerca está para entrenarse y al que recurro en muchas ocasiones.

- ¿Hasta cuando vivió en Burgos?

- Estuve allí hasta el año 96. Después entré en el ejército y me fui a Valencia. Estuve cuatro años. Después me fui a la guardia civil y casi directamente me vine a Jaca. El cambio lo di porque me motivaba más el trabajo que se me ofrecía en la guardia civil que lo que conocía en el ejército. En Valencia conducía un blindado BMR.

- ¿Cuando empezó a hacer deporte?

- Desde los nueve años. Félix, mi padre y Andrés, mi hermano, practicaban atletismo. Con mi hermano empezamos a hacer deporte como actividad extraescolar. Mi padre nos llevaba tres o cuatro días a las pistas de atletismo, empezó a dar vueltas por fuera de las pistas y se lo tomó cada vez más en serio. Empezó con 39 años, nunca había hecho deporte y terminó siendo campeón de España, de Europa y del mundo de maratón en veteranos. Fue en el año 95 y realizó una marca de 2.27 con 46 años llevando muy pocos kilómetros. En dos años acabó en San Sebastián con un tiempo de 2.29. Todavía sigue corriendo a los 68 años.

- ¿Hasta cuando practicó usted atletismo?

- Cuando entré en el ejército tuve un parón. Pasé medio año en Bosnia sin salir del cuartel. Lo retomé en serio al entrar en la guardia civil y sobre todo en el equipo de biatlón de la guardia civil. Entonces empecé a entrenar de una manera profesional.

Sky Maraton Ribagorza Romaniza. SkyGames 2012.. ©Foto: Monrasin
Haria Extrem, Lanzarote. Copa de España 2012. ©Foto: Monrasin
Copa España KV. Oturia, 2014. ©Foto: Monrasin
- Llegó a competir en unos Juegos Olímpicos.

- Fue en Turin en el 2006. Para mí fue un regalo el poder ir a unos Juegos. Cuando entré en la guardia civil pensé hacer montaña, pero nunca que me ofrecerían entrenar de manera profesional. Los años que peleamos por clasificarnos para los Juegos fueron muy emocionantes.

- ¿Como fue esa experiencia?

- Fue un poco agridulce. Tuvimos bastante mala suerte con todo. Fueron un poco estresante los días que pasamos en la Villa Olímpica. Desde que nos perdieron el equipaje y los esquís en el avión y tuvimos que correr con material prestado, hasta que tuve un ataque de asma y una hernia en la ingle de tanto toser. Con los nervios el asma fue a peor.

- ¿Llegó a terminar?

- Iban 27 países y éramos el último clasificado el año anterior en la Copa del Mundo. Éramos los más flojos, a priori, de los clasificados. No quedamos los últimos y ganamos a cinco o seis países. Para nosotros fue un éxito.

- Después comenzó a practicar esquí de fondo.

- Hice este deporte durante tres años. A continuación realicé el curso de montaña de la guardia civil. A raíz de entonces comencé a disputar carreras por montaña.

- Coincidiría en el equipo de esquí de fondo con el olímpico Diego Ruiz.

- Efectivamente. Estuve con él en el equipo de la guardia civil desde el 2002 y en el nacional desde el 2007 hasta el 2009. Destacaría su fuerza de voluntad y su motivación para una carrera tan larga como la suya.

- ¿Cuándo comenzó a disputar carreras por montaña?

- En la temporada 2009-10. Aunque mi primera carrera fue en el 2002 nada más llegar a Jaca. Disputé Peña Cancias, la subida a Panticosa y Oroel. Las hacía en la pretemporada del esquí sin prepararlas de manera específica. La primera carrera seria fue el 2010, la Puyada Oturia, que era Campeonato de España. Quedé tercero y me ofrecieron ir al Campeonato del Mundo de ese año donde fui el segundo. Me fui liando sin programar la competición y me entrenaba para el esquí de fondo.

- ¿Cómo fue ese primer Mundial?

- Fue en Italia y tenía unos 35 kilómetros. Era en la localidad de Premana y se denominaba Giir di Mont. Tenía mucho nivel, mucho ambiente y se puede comparar con Zegama. Compitió Kilian Jornet y compartí kilómetros con él por lo que fue muy motivante.

Campeonato del Mundo. Portugal, 2016. ©Foto: Monrasin
Campeonato del Mundo. Portugal, 2016. ©Foto: Monrasin
- Desde entonces su historial es impresionante.

- He evolucionado como lo ha hecho este deporte. Empecé disputando kilómetros verticales y carreras más bien cortas y poco a poco hice carreras más largas. Desde el 2013 realizo pruebas de ultra distancia. He ganado desde entonces cinco Campeonatos del Mundo, tres con la federación de montaña y dos con la de atletismo y dos Copas del Mundo, en el 2011 el circuito de carreras por montaña y en el 2015 carreras de ultra.

- ¿Cree que son compatibles las carreras de la federación de atletismo y de montaña?

- No creo que haya excesivas carreras. Para el participante popular cuantas más carreras haya mejor y más posibilidades de elegir la que te vaya a interesar. Eso es para ellos un chollo. Pero para los corredores de élite es un poco complicado. A veces se solapan los calendarios de atletismo y montaña. Hay populares que tienen más repercusión y mejores premios que las carreras oficiales y campeonatos.

- ¿Qué carreras le gustan más, las que organiza la federación de atletismo o la de montañismo?

- Un Campeonato del Mundo de la federación de montaña al año siguiente podría ser de atletismo y al revés. Las federaciones se limitan a llevar jueces. Me puedo quedar con unos organizadores u otros, pero no con una federación u otra.

- ¿Le gustaría que fueran olímpicas las carreras por montaña?

- Es muy complicado que se consiga, pero estoy a favor para corredores que no son profesionales y tienen mucho nivel. En el 2017 el Campeonato del Mundo de la federación de atletismo ha llevado a 37 países. Hay muchos corredores que cogen este deporte, tienen mucho nivel, pero lo dejan porque les sale deficitario. Para que todos corriéramos en las mismas condiciones, los que tengan patrocinadores y los que no, sería importante que terminara siendo olímpico.

- ¿Qué es lo más deslumbrante que ha hecho esta temporada?

- He ganado otra vez el Campeonato del Mundo de la federación de atletismo en Italia y el Campeonato de Europa de la federación de montaña que fue en Francia.

Ultra Pirineu 2015. ©Foto: Monrasin
1º ICE Trail Tarentaise 2015 en los Alpes. Campeón de Europa de Ultras. ©Foto: Monrasin
1º en la Gorbeia Suzien 2016. Campeón Skynational Series Spain, Andorra, Portugal. ©Foto: Monrasin
- ¿Ha disputado algún maratón en ruta?

- Todavía no. Me gustaría disputarlo. Mi padre y mi hermano tienen un crono de 2.27 y me gustaría mejorarlo. Habría que estudiar cómo hacerlo, pero no me parece ni mucho menos fácil. Hay que hacerlo de manera progresiva y con mucho cuidado de no lesionarme. No es tan fácil quitarse las zapatillas de montaña y empezar a correr por asfalto. Puede ser lesivo pasar de la montaña al asfalto.

- ¿Qué marca piensa que podría hacer?

- No tengo ni idea. Mi padre hizo 2.27 con 46 años. No estoy estresado. Pero esto es un pique familiar, no es un pique internacional y me gustaría mejorar esas marcas.

- ¿Para usted cual es la mejor carrera por montaña de Aragón?

- No se lo puedo decir y no me puedo mojar. No se con cual me quedaría. Lo tendría que pensar mucho. Hay muchísimas, muy buenas carreras.

- ¿Cuál cree que es la más dura?

- Pienso que puede ser la Canfranc-Canfranc. He disputado el maratón cuando la organizaba Bernabé Aguirre, que era mi instructor en el curso de montaña y la corrí en el 2009. La más dura será la ultra. Son 100 kilómetros con 8.848 metros positivos. Viendo el perfil es la más dura de todas.

- ¿Qué es lo que destacaría de Kilian Jornet?

- La faceta en la que más destaca son las carreras por montaña. Es el número uno y tiene siempre la misma motivación. Tiene una gran capacidad de recuperación y te puede correr una prueba de 100 millas y a los diez días una de 20 o 30 kilómetros y las resuelve igual de bien en un deporte que es cada vez más especializado.

- Le llegó a ganar en una ocasión. Fue en la Transvulcania del 2014.

- Es una prueba de la Copa del Mundo que se celebraba en la isla de La Palma. Fue un triunfo muy especial porque competía contra él. Jornet es el que pone el máximo nivel en las carreras y ese día fui yo el más fuerte. Fui el mejor por un día. Nos quedamos los dos en cabeza y fuimos siempre por relevos. Era de 100 kilómetros y me escapé en la bajada a 10 kilómetros de la meta. Fue muy dura por el ritmo y el nivel que había.

- ¿Cuál es la carrera soñada que le gustaría ganar?

- La Ultra Trail del Mont Blanc. No es la carrera más dura y de más nivel del mundo, pero es la más mediática. Me gustaría ganarla para hacerle un guiño a mis patrocinadores. Ya terminé el segundo en el 2015. Tiene 170 kilómetros en un circuito alrededor del Mont Blanc en un entorno excepcional.

- Hace poco días ganó una prueba en Montana, la The Rut Mountain Runs. Era la primera vez que competía en Estados Unidos.

- No la tenía en la planificación, pero al tener problemas físicos no pude disputar el Tour del Mont Blanc (UTMB). Esa prueba tiene 50 kilómetros de longitud. De esta manera tengo más sencillo ganar la Copa del Mundo. Ya gané el Europeo el 8 de julio en Val d'Isere y si quedo entre los diez primeros en la Ultra Pirineu en Berga el 23 de septiembre me llevaré la Copa del Mundo.

- ¿Son similares las carreras por montaña en Europa de las que se disputan en Estados Unidos?

- La prueba de Montaña tenía un circuito muy variado. Tenía 50 kilómetros y 3.200 metros de desnivel positivo. Subía hasta los 3.400 metros y las partes altas eran muy técnicas con pedreras muy difíciles y la segunda parte rápida encadenando kilómetros a un ritmo de 3.30. En Estados Unidos el ambiente es más distendido que en Europa. El material obligatorio es a criterio de cada uno. Con el trazado son más exigentes y no dejan pisar fuera del circuito, que están muy bien marcados. Si se ataja te ganas la descalificación.

- . ©Foto: MonrasinRicardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
Qué hacer-imprescindible

Dani Moreno, referente de la escalada en Aragón

(Ricardo Martí)
05/09/2017 - 17:15 h.
0 comentarios

Con 29 años es uno de los grandes estandartes de la escalada en Aragón. Desde hace ocho años compatibiliza la docencia en el Centro de Tecnificación de Escalada con la competición

Su primer 9a, Supernowa en Vadiello. Verano de 2009
500mts de cascada de hielo en Freisseniere, en los Alpes Suizos. Año 2009
En el corredor La Gran Diagonal de la Peña Telera, 2011

Dani Moreno es con 29 años uno de los grandes estandartes de la escalada en Aragón de los últimos tiempos. Deportista polivalente, sus primeros pasos los dio en su Daroca natal de la mano de su padre José. Fue uno de los mejores escaladores de competición en los primeros años de su trayectoria, disputando varios Mundiales. Se ha codeado con los mejores de España en el Campeonato de España y la Copa de España de escalada de dificultad. Desde hace ocho años compatibiliza la docencia en el Centro de Tecnificación de Escalada con la competición. En los últimos tiempos ha realizado grandes actividades en grandes paredes de todo el mundo.

- ¿Cuando comenzó a escalar?

- Me inicié a los seis años. José Moreno, mi padre fundó el club de montaña en Daroca. Saliamos al monte con el club y me entrenaba en una pared muy arcaica que se hizo en la localidad. Fueron de los primeros paneles que se hicieron en Aragón.

- ¿Como está ahora la escalada en Daroca?

- Sigue, sigue adelante. Quizás con menos niños, pero sigue mi padre llevándola. Van a competiciones y continua todo como antes. Tendrán siete o ocho chavales.

- ¿De pequeño hacia algún otro deporte?

- Iba al colegio publico Pedro Sánchez Ciruelo. Comencé por un igual en la escalada y el fútbol. Así fue hasta los 15 años.

- ¿Era bueno jugando a fútbol?

- Si. Era el capitán del equipo de fútbol sala de Daroca. Era delantero goleador.

- ¿Cuando decidió dedicarse solo a la escalada?

- En Daroca hay fútbol sala hasta infantil. Di un salto del fútbol sala al fútbol 11. Aquí no interviene tanto el toque con el balón. Es todo más grande. Además, lo que menos me gustaba es que tocaba poco balón y hay mucha gente jugando. Jugué dos o tres años en el equipo juvenil de Regional con los mayores. Pero cada vez me tiraba más la escalada.

Con Dani Fuertes, ascensión en libre de Bellavista en los Dolomitas (500mts/8b+). Julio de 2013
Bajando de la Cima Oeste de Lavaredo en los Dolomitas. Julio de 2013
Las Tres Cimas de Lavaredo en los Dolomitas. Julio de 2013
Con el escudo del Club de Montaña de Daroca en la Cima Grande de Lavaredo. Julio de 2013
En los Dolomitas. Verano de 2013
- ¿Cuando comenzó a destacar en la escalada?

- A los 12 años fui a un Máster de escalada en Vitoria. Era un torneo internacional. Con 13 años fue mi primera participación en la Copa de España y el Campeonato de España. Lo gané todo en sub-16.

- ¿Que tipo de escalada realizaba?

- Era escalada deportiva de dificultad. Es en roca o en rocódromo. Se trata de hacer una vía de entre 10 y metros a 70 metros. Es un largo, escalas y bajas al suelo. No hay que montar una reunión para que suba el segundo como en Riglos. Aquí pones chapas, vas con las cintas expres, llegas a la reunión, pasas la cuerda con el mosquetón o haces una maniobra para pasar la cuerda y bajas al suelo.

- ¿Llegó a ir a un Mundial de escalada?

- Con 14 años fui a Paris. Cada año íbamos a dos o tres pruebas de la Copa de Europa. He estado en los Campeonatos del Mundo en Bulgaria, Edimburgo y China. Lo que pasa es que en las pruebas internacionales siempre lo hacía muy mal porque me ponía muy nervioso.

- ¿Cual es la clasificación a nivel internacional que más valora?

- En China pasé a semifinales y terminé en undécimo. Era de la categoría sub-18 y tenía 16 años. Si hubiera tenido un mayor control mental habría estado en casi todas las pruebas más arriba.

- ¿Los nervios son tan determinantes en la competición?

- La escalada es un deporte de fuerza-resistencia de corta duración. Las competiciones son de un máximo de dos a tres minutos. Cada vez los entrenamientos tiran más hacia la fuerza. Hay que estar muy en forma. El otro 50% es el nivel mental. Con una misma forma física, la cabeza te hace estar el 30 o el primero. En juveniles esto me lastró menos a nivel nacional porque me veía bastante por encima del resto. Pero a nivel europeo me venía un poco abajo.

Subcampeón de la copa de españa 2010 de escalada de dificultad
Copa del Mundo de escalada de dificultad en Barcelona, año 2010
Segundo puesto en la Copa de España de Escalada de Dificultad en Zaragoza, compartiendo cajón con Dani Fuertes, año 2014
Copa del Mundo de Briancon, en 2013
1ª prueba de la Copa España Dificultad Absoluta Masculina. En el podio con Ramon Julian Puigblanqué y Javier Cano Blazquez. Marzo de 2015 en Zaragoza
- ¿Cuando será la escalada un deporte olímpico?

- Ya lo será en el 2020 en Tokio. Pero el formato de competición es una chapuza. Para conquistar el oro hay que competir en bloque, en dificultad y en velocidad. Pero no tienen nada que ver la una con la otra. Es como si Bolt tuviera que correr un 100 lisos, un 5.000 y el medio maratón. Lo lógico es que hubiera tres campeones olímpicos. El formato que han hecho no sé si es por dar más espectáculo. Pero lo han hecho muy mal.

- Ahora tiene 29 años. ¿En que momento de su vida está en el plano de la competición?

- Ahora estoy más desconectado. Antes me entrenaba, escalaba para competir y llevaba a cabo dieta y una planificación para rendir al máximo. Durante muchos años me lo hice yo todo, también seguí el plan en el Centro de Tecnificación de Felipe Barrios y Sergio Padilla. También estuve un año con Eva López, pero la mayoría del tiempo me la he hecho yo. Ahora estoy más desmotivado en el mundo de la competición y ha cambiado mi filosofía. Ahora entrenaré con otros objetivos más enfocados a la roca para el big-wall. Este año los resultados han sido malos y el año que viene ya se verá.

- ¿A nivel sénior cuales han sido sus resultados más importantes?

- He sido subcampeón de la Copa de España en el 2010 y ese año también subcampeón de la Copa de España. Entre los tres o cuatro primeros he quedado cinco años seguidos. Fuera de España a nivel absoluto no me ha ido muy bien. Todo por los nervios.

- ¿Cree que puede ser util un psicólogo en el deporte?

- Es totalmente necesaria la figura de psicólogo deportivo. Te juegas todo en dos minutos de competición y debes manejar esa presión y ese miedo a caer. Los medios que tenemos en España para los deportistas de élite son ridículos. Piden unos resultados y que la gente esté motivada, pero es lo único que quieren. Pero si hay que apoyar a alguien, que se busque la vida, que yo me lavo las manos. Según que comunidades tienes una ayuda mísera, que no te sirve para nada y al final lo que necesitas es un entrenador y gente que te apoye para seguir en la brecha. Ésto nunca lo he tenido. Y cuando lo tuve me lo busqué y me lo pagué de mi bolsillo.

- ¿Sigue la cosa igual?

- Si. Pero como la escalada va a ser olímpica, veremos cómo evoluciona. Se supone que habrá más dinero. Hay que ver cómo afecta eso a la organización del deporte de élite y al Centro de Tecnificación de Aragón. Está por ver.

'8 amaneceres'. Apertura en el Ritacuba Blanco por la que recibieron el Premio Fedme de mejor Escalada en Pared (5410mts, Sierra del Cocui de Colombia. Enero de 2013)
'8 amaneceres'. Apertura en el Ritacuba Blanco por la que recibieron el Premio Fedme de mejor Escalada en Pared (5410mts, Sierra del Cocui de Colombia. Enero de 2013)
Ascendiendo el Vallunarraju, 5686mts, en Huaraz, Perú. Septiembre de 2013
- ¿Cual es el escalador que más le gusta?

- El canadiense Sean McColl. Me encanta su explosividad. Su estilo se parece al mío, aunque a otro nivel. Es de alto como yo, pero fuertísimo y aprovecha sus recursos al máximo.

- ¿Y de España?

- No le sabría decir. Hay muchos. Ahora mismo Javi Cano es un espectáculo. En la Copa de España de Zaragoza fue una delicia verle escalar. Ramón Julián es otro de los mejores, aunque estamos un poco cansados de verlo. Es una pasada verlo escalar.

- ¿Cuanto tiempo lleva trabajando en el Centro de Tecnificación de Aragón?

- Desde el año 2009.

- ¿Que le gusta más, la docencia o la competición?

- No se puede comparar. La competición es muy sacrificada y entrenar es más disfrutar. Yo pasé por esa etapa y es super enriquecedora y super gratificante compartir tu motivación con chavales y ayudarlos. Aprender juntos nos retroalimenta.

- ¿Tiene buena salud en Centro de Tecnificación?

- Tenemos 16 escaladores en dos grupos. Uno desde los 14 a los 17 años y otro de más pequeños. Tenemos mucha cantera. Rebeca Pérez es subcampeona de España, Laura Pellicer ha quedado tercera en la Copa de España de Zaragoza, al igual que Enrique Pérez. Sonia Maciel se colocó en las finales en la primera prueba, Valentina Carrodilla se coló en las finales de la primera prueba...

Ascensión en libre y a vista del Pilar del Cantábrico (Picu Urriellu, 8ª+/500mts), año 2012
Un momento de descanso. Verano de 2012
Cresta Los Cósmicos, en Chamonix. Verano de 2013
- Ahora usted es un escalador de grandes paredes.

- Lo he tenido aparcado por las oposiciones de bombero. Para este verano tengo proyectos en Ordesa y en los Alpes, donde escalaré en Chamonix. Soy un culo de mal asiento. Si hago mucho tiempo algo necesito desconectar. Me recarga las pilas hacer grandes paredes y cuando vuelvo tengo unas ganas tremendas de entrenarme.

- ¿Le gusta más la competición o la escalada de grandes paredes?

- No se puede comparar. Según como me pilla me gusta competir, aunque no se pase del todo bien. Esos nervios de dar lo mejor de ti en determinado momento me ha hecho disfrutar. Las grandes paredes también me aportan mucho en determinados momentos.

- Ha ido muchas veces a las Tres Cimas de Lavaredo, en los Dolomitas de los Alpes italianos.

- El sitio es espectacular. Estás en un refugio que te tratan bien, la aproximación a las vías es de una hora, la bajada no es demasiado complicada, las vías son de 400 a 500 metros. La escalada es chula y es muy agradable ir allí siempre. Fui con Alejandro Jiménez y el año siguiente con Dani Fuertes y el propio Alejandro Jiménez. Es una pared que me gusta. La más difícil es Panaroma, en la cima oeste, con una dificultad de 8c. Pero la que más me llenó es Super Directísima de Isasoni, una vía de 7c.Tiene muchos largos de séptimo grado, hay que pelearlos todos, está sin marcar y no es evidente la escalada. Luché un montón y la hice por los pelos.

- ¿En que otros paises ha escalado?

- En Venezuela, en Marruecos, Colombia, en los Alpes (con Manu Cordova el Tridente de Tacul y el Capucin), en Suiza y por Ordesa.

Grand Capucin, en los Alpes del Mont Blanc. Julio de 2010
Llegando a al cima del Grand Capucin, en los Alpes del Mont Blanc. Julio de 2010
Cima en el Grand Capucin con Manuel Córdova, Julio de 2010
- ¿También le va la escalada mixta en roca?

- Me gusta y es algo que no descarto. Pero no ha llegado su momento todavía. He hecho en hielo los tres muros de Gavarnie por Aloise. He estado en Suiza y en el Pirineo he escalado en el valle Izas.

- ¿Que destacaría de Manu Córdova?

- Es un gran alpinista a nivel aragonés, español y mundial. Destacaría su motivación. También es muy polivalente. Ha sido muy trabajador y muy constante durante muchos años y eso se nota. No cojea en ninguna especialidad. Quizás no ha hecho grandes cosas en altura en ochomiles porque no le llama y es más parafernalia, pero lo que ha hecho en los Alpes no lo ha realizado prácticamente nadie en el mundo.

- ¿Un sitio de España para escalar?

- Las paredes tarraconenses de Margalef.

- ¿De Aragón?

- Hay muchos sitios. Me gusta Vadiello y Escalete, que tiene un muro acojonante.

- Un sueño de conquistar una gran pared en el mundo.

- En Argentina el Cerro Torre y realizar la travesía integral del Fitz Roy. Es una salvajada de picos y se encadena una cresta enorme de kilómetros.

Atardeceres en el sector Espadelles de Margalef, Tarragona. Noviembre de 2014
Escalada en Taghia, en el Atlas marroquí, abril de 2014
Bentué de Rasall, Huesca. Mayo de 2014
El hijo Libre, 8b+ en Rodellar. Verano 2013
El hijo Libre, 8b+ en Rodellar. Verano 2013
Escalada en Taghia, en el Atlas marroquí, abril de 2014

- Ricardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
Qué hacer-imprescindible

Siete excursiones senderistas por Ordesa

(Ricardo Martí)
30/08/2017 - 13:39 h.
0 comentarios

El Parque Nacional es un paraiso del senderismo. Recopilamos aquí las excursiones clásicas del valle y las ascensiones a algunos de sus picos emblemáticos

  • Siete excursiones senderistas por Ordesa

Ordesa y Monte Perdido celebrará en agosto de 1918 el centenario de su declaración como Parque Nacional. Situado en el macizo calcáreo más alto de Europa, está formado por los valles de Ordesa, Pineta, el cañón de Añisclo y la Garganta de Escuain. Lo limitan al norte los tresmiles del Monte Perdido, Marboré, el Casco o el Taillón y al sur la Sierra Custodia. Lo surca de este a oeste el río Arazas, que forma bellas cascadas en su descenso hasta su desembocadura en el río Ara.

Ordesa es un paraiso del senderismo. Se pueden realizar travesías de varios días, excursiones de un nivel medio de dureza o escapadas para los principiantes. También se pueden realizar las típicas excursiones a los dos miles y tresmiles del macizo. Vamos a reflejar en este reportaje las excursiones clásicas del valle y las ascensiones a algunos de los picos, entre ellos su techo: el Monte Perdido y sus 3.355 metros de altura.

De Torla a la pradera de Ordesa por el Turieto
  • De Torla a la pradera de Ordesa por el Turieto. Siete excursiones senderistas por Ordesa
  • Cascada arco iris. Siete excursiones senderistas por Ordesa

Es una excursión sencilla que se puede realizar en media jornada. Desde Torla hasta la pradera hay un desnivel de poco más de 300 metros y lo pueden realizar los niños e iniciados a la montaña. Las personas que opten por este camino, descubrirán que las bellezas de Ordesa no comienzan a partir del aparcamiento. Se sigue el camino viejo de Torla a Ordesa. Se pasa el puente de la Glera, la primera media hora se llanea en dirección norte con el telón de fondo del Mondarruego. Se toma una pista de tierra que nace a mano izquierda cubierta de sauces, abedules, chopos y fresnos y pasa junto a bordas y campos de siega de hierba. La pista se hace más estrecha. Después el camino gira a la derecha, mientras el de la izquierda baja al puente de los Navarros. Hemos llegado al Turieto Bajo. Desde una barandilla admiramos bajo nosotros el desplome del río Arazas en forma de cascada, la tortuosa carretera de acceso a la pradera de Ordesa y el Estrecho de los Navarros. El camino asciende de manera suave, cambia de manera radical y se embosca entre pinos, hayas, albares..., mientras que el río se precipita en las bellas cascadas del Arco Iris, Abetos, Molinieto o Tomborrotera. El frescor y la humedad que se respira en la atmosfera se van adueñando del paisaje forestal conforma nos adentramos en el valle. Troncos, raíces, piedras y suelo se disfrazan de mundo vegetal con su camisa de musgo. Tras llegar al Monumento a Lucien Briet, el sendero cruza el Ara y ya solo quedan escasos minutos hasta llegar a la pradera de Ordesa.

De Carriata a Cotatuero por la Faja de Racón
  • Cascada de Racon. Siete excursiones senderistas por Ordesa
  • De Carriata a Cotatuero por la Faja de Racón. Siete excursiones senderistas por Ordesa

Es un camino que enlaza los Circos de Carriata y Cotatuero por un sendero aéreo a media ladera. Es una excursión de mediana dificultad que se puede realizar en algo menos de cuatro horas y el desnivel de subida es de 580 metros. Es uno de los trayectos con mejores vistas de todo el valle. Desde la pradera parte el sendero en dirección a Soaso. A los diez minutos se desvía junto a la imagen de la Virgen del Pilar que lleva al sendero del Circo de Cotatuero. Tras una hora de ascenso el camino se desvía a la izquierda (1.810 metros), dejando a la derecha la senda que lleva a la Faja de Canarellos.

La vista es impresionante con el salto de la cascada de Cotatuero. El camino a la izquierda nos lleva a la Faja Racón. Es una hora de trayecto sorteando pequeños barrancos con unas vistas espectaculares de la Cresta de Diazas y la Faja de Pelay. En el tramo final se divisa el Tozal del Mayo. Después se llega a un cruce de caminos (1.810 metros) en la Rinconada de Carriata. Uno sube a Carriata y el otro desciende a la pradera. Nos queda una hora de bajada entre pinares por un camino plagado de lazadas.

Al Circo de Soaso por la Senda de los Cazadores
  • Cascada de Cotatuero. Siete excursiones senderistas por Ordesa

El gran recorrido clásico del valle de Ordesa es la excursión de la pradera hasta el Circo de Soaso por el fondo del valle. Lo realizan familias enteras, niños y abuelos. Pero proponemos un trazado algo más exigente pero muy bello. Es un recorrido circular con comienzo y final en la pradera tras seis horas y media de camino. Pero en vez de ir a Soaso por el fondo del valle, se puede acceder en una subida en frio por la Senda de los Cazadores, un duro ascenso de 890 metros desnivel a través de multitud de zetas. El camino se toma una vez superado el Arazas y a partir de aquí se empina. Es una hora y media de trepada. Se deja a la derecha el camino al Cuello de Diazas hasta que se llega a la proa de Calcilarruego (1.950 metros), donde hay un mirador donde las vistas del Circo de Cotatuero son espectaculares.

A partir de aquí el camino llanea por la Faja de Pelay, un sendero a mitad de ladera de la Cresta de Diazas rozando los 2.000 metros. Es un camino bien acondicionado, sin pasos complicados y de una anchura aproximada de un metro a lo largo de siete kilómetros. Después de tres horas llaneando se llega al Circo de Soaso y el umbral de la cascada de la Cola de Caballo. La segunda parte del recorrido es muy sencilla. Una tendida bajada de menos de tres horas hasta el punto de partido por el camino de las cascadas.

A Bujaruelo por la Garganta de los Navarros
  • Río Ara. Siete excursiones senderistas por Ordesa

Es una excursión sorpresa. Bujaruelo con su puente románico, el refugio y la ermita en ruinas es el punto de partida de diferentes excursiones. Desde el valle de Otal, al alto valle del Ara con el protagonismo del Vignemale, el techo del pirineo francés con sus 3.299 mteros, el ibón de Bernatuara, el ascenso al Puerto de Bujaruelo...

Pero el trayecto desde el Puente de los Navarros hasta Bujaruelo merece una jornada. Casi todos los visitantes acceden por una polvorienta pista de seis kilómetros. Pero se puede realizar una excursión sin tocar ni un metro de la pista. El sendero comienza pocos metros antes del puente de los Navarros. Pronto coge altura entre pinares y con la vista a la derecha del valle de Ordesa. Se transita en dirección oeste, en un camino muy bien marcado por encima de la garganta de Bujaruelo. A la derecha llegamos al espectacular paso de La Escala, mientras cae a pico el paredón hasta el lecho del Ara. Se atraviesa en horizontal gracias a una estrecha, pero marcada faja herbosa. A mitad de garganta y tras casi dos horas de camino se llega a la altura de la pista y se pasa el Ara por el puente de Santa Elena.

Entonces comienza la segunda parte de la excursión por la orilla izquierda del Ara. Andamos por un sendero con marcas rojas y blancas, le senda pirenaica. Es un plácido paseo por el camino de Cobatar de algo más de una hora y media. Sigue un magnífico bosque mixto de abetos y hayas, diversas praderías y el cruce del río de la Escuzana, que baja espectacular desde las alturas. El camino salva una larga pedrera hasta ganar el puente medieval de Bujaruelo.

Ascenso a la Punta Acuta
  • La punta Acuta vista desde el Tozal del Mallo. Siete excursiones senderistas por Ordesa

La Punta Acuta es una de las cima prominentes de la Crestería de Diazas, las montañas de la vertiente sur de Ordesa. Con sus 2.242 metros, sobresale como un cono redondeado. Proponemos un recorrido exigente de una jornada con el ascenso desde Torla por la vertiente sur y bajada en picado hasta la pradera de Ordesa. El desnivel positivo es de 1.300 metros.

Comienza el recorrido una vez superado el Puente de la Glera sobre el Ara. A partir de aquí se toma un sendero a la derecha del barranco de Diazas que lleva entre vueltas y revueltas cruzando la pista hasta la ermita de Santa Ana después de una hora y media de ascenso. Subimos por la vertiente sur de la montaña y vemos bonitas vistas del valle de Broto. Nuestro siguiente objetivo son los miradores del Molar, del Rey y de la Reina. El trayecto sigue una senda por pinares y después toma la pista. Llegamos a los miradores desde los que el panorama es espectacular desde la Sierra de la Tendeñera al oeste hasta el Monte Perdido al este. Seguimos el camino a la derecha y realizamos un breve ascenso hasta la Punta Acuta. La bajada es a pico desde el Cuello de Diazas (2.145 metros). Son 900 metros por la cara sur de Ordesa por la Senda de los Cazadores.

Subida al Tozal del Mallo
  • Tozal del Mallo. Siete excursiones senderistas por Ordesa

Es el gran símbolo del valle de Ordesa. El Tozal del Mallo, con sus 2.254 metros, se alza como un torreón en los contrafuertes del Mondarruego. Su paredón sur de 300 metros de desnivel es el declarado deseo de los mejores escaladores de todo el mundo como lo es el Espolón del Gallinero, el Libro Abierto y La Fraucata. Pero el Tozal del Mallo también se puede subir andando en media jornada en un recorrido que pueden realizar senderistas con una condición física mediana.

En un recorrido común casi en su totalidad al del Circo de Cotatuero. Se asciende entre pinares durante algo más de una hora hasta que se llega a mitad de ascenso hasta la Rinconada de Carriata. Después se sube sin descanso hasta que el camino se divide. A la izquierda se puede subir por las Clavijas de Cotatuero y a la derecha por un pasamanos. Llegamos al umbral del Circo de Carriata. Al fondo del valle se accede a la Plana Catuarta y a la derecha la aérea Faja de los Flores. Nosotros nos desviamos a la izquierda. En menos de media hora de paseo se llanea plácidamente hasta la cima del Tozal del Mallo.

Ascenso al Monte Perdido
  • Cascada del Estrecho. Siete excursiones senderistas por Ordesa

Es el objetivo de muchos de los montañeros que visitan el Parque Nacional de Ordesa. La conquista del Monte Perdido, el techo de la cadena calcárea con sus 3.355 metros de altitud, la tercera cima más alta del Pirineo. La vertiente sur es muy sencilla y la pueden culminar personas con una buena condición física. Sin embargo, para subir por la vertiente norte de Pineta hay que tener buenos conocimientos alpinísticos.

La ruta normal se realiza en dos jornadas, con pernocta en el refugio de Góriz. El primer día se llega al refugio desde el recorrido clásico del fondo del valle por las cascadas de Arripas, del Estrecho, las Gradas de Soaso y la Cola de Caballo. Desde aquí el camino lleva a las Clavijas de Soaso y hasta el refugio. El segundo día superamos un desnivel de 1.100 metros desde Góriz (2.200 metros). El sendero parte en dirección noroeste por la margen izquierda del barranco de Góriz y para pasar por unos contrafuertes. Después pasamos por un laberinto de grandes bloques de piedra marcados por mojones. Llegamos al ibón helado, que con 2.988 se considera el lago a mayor altura del Pirineo (2.988 metros). Giramos a la derecha en dirección sureste y nos adentramos en la canal de fuerte pendiente que desciende desde la cima del Monte Perdido. Hay que tener cuidado con la Escupidera, muy peligrosa con nieve. La canal concluye en un pequeño collado justo encima de los glaciares de la cara norte. Giramos a la derecha hasta llegar a la cima tras algo más de tres horas de subida.

- Ricardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
Qué hacer-imprescindible

10 cimas accesibles para el inicio del verano

(Ricardo Martí)
20/06/2017 - 9:49 h.
0 comentarios

La nieve no se retira de los tresmiles hasta bien entrado el verano pero las montañas que rondan los 2.000 metros están disponibles para realizar excursiones atractivas y divertidas

Llega el buen tiempo. La temperatura sube y la nieve se retira de las laderas. La primavera es una estación ideal para realizar excursiones de media jornada en recorridos fáciles y adaptados a todas las edades. La nieve no se retirará de los tresmiles hasta bien entrado el verano y todavía es necesario utilizar material invernal para ascender al Monte Perdido, el Aneto y el Posets. Pero las montañas que rondan los 2.000 metros están disponibles para realizar excursiones atractivas y divertidas. Proponemos diez ascensiones a cumbres accesibles del Altoaragón. Para ello disponemos de la fuente del libro Guia de montes de Huesca. 200 ascensiones, publicado el año pasado por Alberto Martínez y Eduardo Viñuales y editado por SUA.

Pico de los Monjes (2.291 metros)
Ibón de Escalar. Foto: Ricardo Martí

Se cuenta que por el collado vecino que da acceso a esta cima fronteriza pasaban algunos monjes procedentes del valle de Ossau y que iban, siguiendo el Camino de Santiago, hacia el Hospital de Santa Cristina de Candanchú. Allí les encendían las hogueras para orientarlos, aunque dos religiosos se perdieron en 1793 y se dice que sus espíritus todavía rondan por dicha montaña. Esta montaña está encima de la estación de Astún y una de sus referencias a mitad de recorrido es el ibón de Escalar (2.080 metros). Tiene excelentes vista del macizo del Aspe y del Midi d'Ossau desde su cima. El ascenso desde Astún es de dos horas y media y el desnivel del 585 metros. La dificultad es media, con una pequeña trepada al verdadero pico siempre que no haya nieve.

Punta Acuta (2.236 metros)

Con su forma cónica es uno de los mejores miradores del Valle de Ordesa. Al norte están el Mondarruego, el Taillón y las Tres Sorores. Al sur los almomados relieves que descienden desde Peña Oroel y Guara hasta el valle del Ebro. Su altura es humilde si la comparamos con las montañas que se sitúan al otro lado del valle de Ordesa. Forma parte de los miradores del parque nacional que ofertan taxis y un autobús turístico que parte de Nerín. Nosotros subiremos andando desde el aparcamiento de la pradera. La ascensión es empinada y sostenida. El desnivel es de 916 metros y la duración de casi tres horas de ida. La dificultad es media y hay que llevar agua y calzado de montaña. No hay que abandonar el sendero puesto que hay peligrosos precipicios. Desde la pradera se asciende en dirección a la Senda de los Cazadores, antes de llegar a la Proa de Calcilarruego el sendero se desvía a la derecha para hacer la última hora larga de ascensión.

Mondoto (1.962 metros)
Mondoto. Cañón de Añisclo. Foto de: juanedc (CC BY-SA 2.0)

Es una de las panorámicas más conocidas del Pirineo aragonés: los escarpes del Cañón de Añisclo con el fondo nevado de la Punta de las Olas. La pared de la izquierda es Mondoto, la de la derecha Los Sestrales. Parece a primera vista inaccesible, pero se puede subir por monte bajo desde Nerín, primero por pista y después por sendero. Es una excursión muy sencilla de 680 metros de desnivel y que se puede hacer en 2 horas y 35 minutos. La dificultad es media-baja. No hay agua y en la primavera avanzada hay que llevar protección solar, puesto que en todo el camino no encontraremos un árbol. Arriba debemos tener mucha precaución con el precipicio.

Pico Peirón (1.586 metros)

Está muy cerca del pantano de Argüis. Este pico encrespado y bravío, pero fácil de subir, disfruta de diversas denominaciones que oscilan desde el Peiró hasta Raya Espada. Recientemente la montaña ha sido equipada con escaleras y barandillas para hacerla accesible a un mayor número de visitantes. No solo destaca por sus vistas del Pirineo occidental, también ofrece, a mitad de trayecto un singular hayedo, el más medidional del Alto Aragón. Desde Arguis el trayecto tiene 2.25 horas de duración y 620 metros de ascenso. Su dificultad es media-baja. Es una zona de espinos donde es recomendable llevar ropa resistente. Atención en el descenso de las escaleras de madera y al asomarnos, por los precipicios que jalonan la ruta.

Pico Pacino (1.965 metros)
Pico Pacino. Foto: Ricardo Martí

Es el observatorio desde que se admiran todos los montes del valle de Tena, desde los Infiernos, al Balaitous al norte y al sur Tendeñera y la Peña Telera. Es una montaña alomada y herbosa encima de Sallent de Gállego que suben grandes y chicos. A mediados del siglo XX era tradición que los esquiadores de Sallent la descendieran en carrera entre vecinos, coincidiendo con la salida de la misa del domingo. Su nombre insinúa un paco o ladera que suele quedar en sombra durante gran parte del día. La duración del ascenso es de 2.40 minutos y el desnivel de 660 metros. La dificultad es baja y hay un sector sin agua potable. Es un recorrido muy utilizado por los ciclistas de montaña, asi que hay que estar atentos en las curvas cerradas.

Tozal de Guara (2.078 metros)

Viniendo desde Zaragoza hacia Huesca es el primer monte alomado que preside la capital del Alto Aragón a la derecha. Este monte es el más elevado de todas las sierra prepirenaicas. Pese a sus poco más de dosmil metros, la ascensión al techo de la Sierra de Guara supone siempre una ruta larga y exigente, se acometa desde el lado que sea. El ascenso desde Santa Cilia de Panzano por su ruta normal de la vertiente sur tiene un desnivel de 1.333 metros de altura. La dificultad es media. Tiene un fuerte desnivel en un largo recorrido. Es una jornada para buenos caminantes. Hay que evitar los días calurosos. Conviene madrugar para aprovechar las horas de luz solar para realizar la caminata. Serán imprescindibles agua abundante y calzado de montaña.

San Caprasio (834 metros)

Junto al Monte Oscuro de Perdiguera es lo más alto en la comarca de Monegros. San Caprasio constituye un privilegiado mirador del paisaje, hasta tal punto que muchos afirman que desde el monte es desde donde se contempla una mayor porción del territorio de Aragón: el valle del Ebro, los Pirineos, el Moncayo... e incluso las sierras de Teruel. El recorrido tiene un desnivel de 394 metros y se realiza desde Alcubierre en dos horas y media. La dificultad es baja y es perfecta para que la realicen los más pequeños. Hay que llevar abundante agua y buen calzado. Es desaconsejable hacerla en pleno verano.

Peña Oroel (1.769 metros)
En la cima de la Peña Oroel. Foto: Ricardo Martí

Parece la proa de un gran barco de piedra varado al sur de la alta cordillera pirenaica. Es el símbolo de Jaca y está coronado por una gran cruz de hierro en una atalaya perfecta para poder admirar la sinfonía de picos nevados, valles y rincones que conforman toda la comarca de la Jacetania. Desde Jaca la excursión tiene una duración de algo menos de tres horas en la ida y el desnivel es de algo menos de 900 metros. La primera hora el ascenso es tendido. Después llega el bosque cruzando un barranco hasta que se llega al Parador de Oroel (1.185 metros). A partir de aquí comienza una ascensión sostenida en zetas por un bosque de pino silvestre. Llegamos al collado del Portillo (1.670 metros) y solo nos queda crestear media hora hasta llegar a la cima.

Buñero (1.109 metros)

Es la montaña que resguarda la localidad de Estadilla. El pico Buñero, el techo de la Sierra de la Carrodilla, es la divisoria de tres comarcas. Para llegar a su cumbre panorámica seguiremos el trazado de un sendero de gran recorrido y pasaremos muy cerca del santuario de la sierra, del siglo XIII, y de abrigos prehistóricos con pinturas rupestres de arte esquemático levantino. Comienza en la porticada plaza Mayor de Estadilla y tomamos la calle Llenado que enlaza con la calle Carrodilla en dirección a la sierra del mismo nombre. La excursión tiene un desnivel de 659 metros y la duración es de dos horas y cuarto. La dificultad es media-baja y es importante llevar agua.

Sierra de San Quílez (1.084 metros)

Es uno de los altos miradores de la comarca de La Litera, quinientos metros por encima de la Vallonada de Baells y 300 metros por encima de la depresión de Estopiñán. En la explanada de la cumbre hay una ermita a la que se acude en romería el 1 de mayo. En verano sirve como puesto de vigilancia de incendios forestales, dado el amplio panorama circular que se contempla desde este punto. Es una ascensión sencilla desde Zurita. Tiene una hora de ascensión y 384 metros de desnivel. Los excursionistas pueden pernoctar en el refugio libre que hay junto a la ermita cimera, en la casa del santero. Es importante llevar agua para esta excursión ideal para todas las edades.

- Ricardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
Qué hacer-imprescindible

Lorenzo Ortas: leyenda viva de Peña Guara

(Ricardo Martí)
08/05/2017 - 16:28 h.
0 comentarios

El veterano montañero oscense fue uno de los padres del himalayismo aragonés y con 63 años es el vicepresidente del club altoaragonés

Pico Ramoung. Foto: archivo de Lorenzo Ortas

Lorenzo Ortas es una leyenda viva del alpinismo aragonés. Este oscense de 63 años es uno de los padres del himalayismo. En el año 1983 formó parte de un equipo de Peña Guara que alcanzó el Gasherbrum I, con lo que Aragón alcanzó la cima de su primer ochomil. Después estuvo en varias expediciones al Everest, donde Peña Guara y Montañeros de Aragón coronaron el techo de la tierra con sus 8.848 metros en el año 91 y en el 95 realizó su última gran expedición. Fue el K-2, donde estuvo a punto de perder la vida. Amable y abierto con todo el mundo, sigue estando en activo practicando escalada, montañismo y esquí de montaña. Es vicepresidente de Peña Guara en el equipo que capitanea Manolo Bara y ve cómo el club oscense es un hervidero de actividades para los apasionados de la montaña.

- ¿A que se dedica ahora?

- Sigo haciendo de todo. Desde esquí de montaña, un poquito de escalada de hielo, un poco de escalada en roca, alta montaña. Igual que antes. Pero lo que más practico es el esquí de montaña.

- ¿Cómo ve ahora Peña Guara?

- Al club lo veo muy bien. Las actividades sociales funcionan muy bien y viene mucha gente. Está socialmente muy activo. Es verdad que la época de las expediciones ya pasó. Se hace alguna salida espóradica de Dani Ascaso o Cecilia Buil, pero no es la innovación de los años ochenta. El himalayismo es importante para un club, le da nombre y le da a conocer, pero lo importante es que los socios hagan actividad. Ahora estamos unos 4.600 socios.

- ¿Es bueno que en Huesca haya solo un club de montaña?

- No sé si es bueno que seamos más grandes. Lo que pasa es que Huesca es muy pequeño. Que hubiera más clubs estaría muy bien, pero dispersaría las fuerzas.

- ¿Cual es la actividad que más arrastra en Peña Guara?

- El senderismo es lo que está de moda y hay varios programas según se quiera andar más o menos. También se practica mucho el esquí de montaña.

- Es vicepresidente. Solo le queda ser presidente de Peña Guara.

- No me gustaría ser presidente. Manolo Bara está dejando el listón muy alto y yo no sería capaz de superarlo.

Escalando en Marboré. Cara Nordeste del Cilindro. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
- ¿Cuando fue la última vez que fue al Himalaya?

- Estuve con la familia poniendo una placa en recuerdo de Pepe Garcés en el Dhaulagiri y después en Ladak, en el Tibet Indio. Pero me gustaría volver más veces.

- ¿Que diferencias hay entre el Himalaya y el Pirineo?

- El Himalaya es muy grande, con todos los problemas que tiene una montaña tan grande. Son las montañas más bonitas y merece la pena visitarlas. Pero destinar tanto tiempo en hacer una actividad en esas grandes montañas puede no compensar. El Pirineo son montañas asequibles, muy bonitas y es más fácil hacer actividad en el Pirineo que el Himalaya.

- ¿Con 63 años se vería capaz de subir otro ochomil?

- El problema es que no me apetece. Con las montañas del Pirineo y alguna vez que me voy a los Alpes estoy satisfecho y contento. Los amigos no van y tampoco me gusta ir al Himalaya con alguien que no conozco. Me gustaría ir con según quien, porque valoraría más la compañía que la montaña.

- Elíjame un personaje de Peña Guara

- El primer personaje que me viene a la mente es Julio Nogués. Fue presidente de Peña Guara durante muchos años. Era carismático, nos apoyó en todas las actividades que hicimos y dejó el pabellón de Peña Guara muy alto.

- Peña Guara ¿es la institución más importante en la ciudad de Huesca¿

- Tiempo al tiempo porque la Sociedad Deportiva Huesca está en Segunda División por delante del Real Zaragoza. Con tantos socios como tenemos, el 10% de la población es de Peña Guara.

Peña Ruaba: via Lorenzo Ortas. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
- ¿A qué edad empezó a hacer montaña?

- A los 15 años. La primera excursión que hice en mi vida fue al Aneto. La organizaban los boys scouts. Fue un amor a primera vista y ya me quedé enganchado. Fui con los hermanos Mairal y subimos por la vía normal. Nos llevó Angel Lorés, que fue nuestro maestro y nuestro mentor en esto del alpinismo. Gracias a él fuimos capaces de subir a montañas sin morir en el intento. Ni sabía que existía el Paso de Mahoma. Pasé por las piedras con toda la normalidad del mundo.

- ¿Cuándo se hizo socio de Peña Guara?

- A los 17 años. Tengo el número de socio 600. Recuerdo que en aquellos tiempos éramos muy poca gente.

- ¿Cuándo conoció los Alpes?

- A los 17 años subí el Mont Blanc y a los 19 estuvimos en el Cervino y el Monte Rosa. Estábamos estudiando fuera de Huesca Javier Escartin y yo. Yo lo hacia en Pamplona. Conocíamos a gente que ya había estado en el Himalaya y empezamos a planificar una expedición con unos amigos de San Sebastián a los Andes en 1977. Era al Ausangate, una montaña muy desconocida y en plan más de exploración que de expedición. Después hicimos una expedición al Baruntse, en el Himalaya. Fuimos con Pepe Díaz, José Ramón Morandeira, los hermanos Blanchard, Carlos Bhuler, Jerónimo López...

- ¿Cómo era el Baruntse?

- Es un pico que solo se había subido una vez porque había estado cerrado a las expediciones. En la actualidad se sube en los trekkings, pero nosotros lo subimos por una vía nueva. Era una escalada difícil. Estábamos en 1980 y ese año los vascos ya subieron el Everest.

- Cómo se definiría como escalador.

- Ahora es cuando más estoy escalando. Pero nunca lo he sido. He sido montañero y alpinista y me gustan todas las modalidades. Ahora que llevo dos años jubilado, es cuando más estoy escalando.

- Tras el Baruntse Aragón subió el primer ochomil. Era el Gasherbrum I en 1983.

- Era el 50 aniversario de Peña Guara. Elegimos una montaña que no había subido ningún español. Tendría que ser un ochomil pequeño e hicimos una vía nueva al Hidden Peak y teníamos permiso para subir al G-II. Pero nos quedamos en los 7.700 metros. La parte más difícil donde había que escalar en el G-I estaba al principio. La parte superior fuimos con esquis hasta cerca de la cumbre.

En el Baruntse. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Cima del Baruntse. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Hidden Peak. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Cerca de la cima del Hidden Peak. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
En la cima del Extremo Ausangate (Perú). Foto: archivo de Lorenzo Ortas
En el Huandoy (Perú). Foto: archivo de Lorenzo Ortas
- Después fueron al Everest el año 89 por el Tíbet y en el 91 por el Nepal. Ese año alcanzaron la cima de la tierra.

- La primera expedición fuimos muchos clubs de Aragón. Estuvimos 17 montañeros. Fue por el norte. Llegamos a 8.500 metros, pero nos tuvimos que ir para atrás por la acumulación de nieve. La segunda fue más reducida puesto que compartimos permiso con otra expedición valenciana. Ese año Aragón alcanzó por primera vez la cima del techo de la tierra.

- ¿Qué labor hizo en la expedición del año 91?

- Estuve en el ataque a cima. Me encargé de llevar oxígeno al balcón para que los que subían pudieran bajar. Fue un trabajo de equipo y conseguimos subir a la cumbre. El resto de expediciones que había allí no lo consiguieron al excepción de unos rusos.

- ¿Qué recuerdo le queda del histórico ascenso al Everest por Aragón?

- Fue un buen trabajo de equipo entre nosotros y los valencianos. Gracias a eso pudimos subir y me queda la imagen del recibimiento impresionante que tuvimos en la Plaza de Navarra de Huesca.

Everest 1989. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Everest 1991. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Everest 1991, el escalón de Hilary. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Everest 1991. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Pepe Garces en el Everest. Foto de Antonio Ubieto
- ¿Después llegó la expedición al K-2 en el año 95?

- Queríamos subir al K-2 por la ruta Cessen. El año anterior los vascos hicieron la cumbre. Es importante puesto que fue el final de nuestra época dorada del himalayismo. Allí se quedaron Lorenzo Ortiz, que había subido el Nanga Parbat, en el Trango y el Paine, Javier Escartin, el líder de este equipo y Javier Olivar, al que llamábamos el flaco.

- Recuerdeme como era Javier Escartin.

- Era mi amigo y llevábamos 25 años compartiendo cuerda y escalando juntos. Era el líder sin pretenderlo. Nuestro equipo era un poco anárquico, pero siempre prevalecían la manera de ver las cosas de Javier. Era un alpinista muy inteligente, muy fuerte y nadie pensábamos que le fuera a atrapar la montaña bajando.

- ¿Es cuando usted vio más cerca vio a la muerte?

- Pensaba que no íbamos a bajar. Le dije a Pepe Garcés, que era con el que pasé esa terrible noche, que estábamos metidos en un lio. Pero no perdimos los nervios. Fuimos bajando, cada uno por su camino sin quedarnos dormidos. Llegamos a pensar que no saliamos de esa. Fue en el Hombro, debajo del Cuello de Botella, a 8.000 metros. Era una tormenta de aire, una nube de desplazamiento. Nos quedamos sin tienda y salimos de una de ellas porque nos tiraba el viento. Eran sacudidas de viento muy fuertes, de más de 100 kilómetros por hora y nos parapetamos como pudimos para aguantar las embestidas.

Con Javier Escartin en el K2. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Expedición al K2. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Expedición al K2. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Expedición al K2. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
El Broad Peak desde el K2. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
- ¿Retomará algún día el himalayismo Peña Guara?

- Lo retomará cuando lo tenga que retomar. Peña Guara nunca ha organizado ninguna expedición, sino que han sido grupos de socios los que las han propuesto. Son lo suficientemente peligrosas para que el club no organice. Ahora se va a montañas más pequeñas, pero más difíciles y Peña Guara ha apoyado y ha buscado financiación a los deportistas.

- ¿Cómo ve el himalayismo en España?

- Le pasa lo mismo que el alpinismo en los Alpes. Las grandes montañas ya se han subido, la gente que va lo hace en plan de turista, con expediciones organizadas, con guías, con cuerdas. Se está desarrollando una nueva manera de hacer himalayismo que es ir a paredes vírgenes, montañas desconocidas, más pequeñas, de 6.000 y 7.000 metros donde prima la dificultad y la belleza.

- ¿Qué escaladores admira ahora más?

- En el mundo hay muchos y son gente desconocida. Mick Fowler me encanta. Fue un poco el vanguardista en hacer nueva escalada en el Himalaya. Con 66 años sigue escalando y es un innovador. En Aragón en el tipo de montaña que me gusta están Dani Ascaso y Manu Córdova. Éste hace un tipo de montaña vanguardista, fuerte y potente y dirige un equipo de gente joven que sigue esta línea.

- ¿Qué lugar le gusta más para escalar?

- Me encanta la escalada clásica de alta montaña en el Vignemale o el Midi d'Ossau. No me gusta, ni hago escalada deportiva. No tengo grado muy alto y en la escalada deportiva me aburro.

Pico Ramoung: via A la Recherche du temps perdu. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
En Maladetas. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Marboré, cara Nordeste del Cilindro. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
Peña Sabocos. Foto: archivo de Lorenzo Ortas
En la cima de Peña Guara. Foto: archivo de Lorenzo Ortas

- Ricardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
 
 
   

Más contenidos destacados en RedAragon

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Cartelera de cine Zaragoza, Huesca y Teruel.
Festivales de Verano

Festivales de Aragón

ZGZ Escena, Psych Festival, FIZ de Música Independiente, Asalto, Feria de Teatro de Huesca... el calendario festivalero sigue en septiembre.
Fiestas del Pilar de Zaragoza

Fiestas del Pilar

Del 7 al 15 de octubre Zaragoza vive sus fiestas. Conciertos, teatro, escenarios, peñas...
Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.
Revista RedAragon

Revista RedAragon

Ya puedes descargar el número 11 de la revista RedAragon con la agenda cultural del mes de septiembre
Agenda infantil

Agenda infantil

Títeres, cuentacuentos, talleres y otras actividades para toda la familia en Zaragoza, Huesca y Teruel

Disfruta de Zaragoza: actividades para hacer con niños

En Zaragoza existen numerosos lugares para que los más pequeños de la casa se diviertan y aprendan del medio que les rodea
Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón