1. Inicio Blog
  2. Noviembre 2017

Noviembre 2017

Qué hacer-imprescindible

Paseos de otoño por el Pirineo

(Ricardo Martí)
07/11/2017 - 17:52 h.
1 comentario

Los senderistas pueden gozar de un mundo multicolor en el reino de la lluvia y de las brumas

Caen las primeras nieves en las cumbres del Pirineo pero aun podemos aprovechar las últimas semanas del otoño para realizar bonitas caminatas por el monte. Los senderistas pueden gozar de un mundo multicolor en el reino de la lluvia y de las brumas. Es una sinfonía de rojos, anaranjados, amarillos, ocres, verdes mientras se anda en soledad. El Pirineo es el lugar ideal para realizar estas atrayentes caminatas. Hemos elegido seis recorridos por Zuriza, Labati, el Betato, la Pardina del Señor, Ordesa y Chistau. El introductor es el pirineista, naturalista, fotografo y escritor Eduardo Viñuales gracias a sus textos del libro titulado Los Tesoros Naturales del Pirineo Aragonés.

EL VALLE DE ZURIZA

Caminantes en Linza. Foto: Eduardo Viñuales

Zuriza, Linza, Gamueta, Tacheras, Aztaparreta...son algunos de los nombres de los bosques que tapizan el Pirineo de Huesca más occidental, lindando con Navarra y con Francia. Tan denso y tupido es aquí el arbolado que no es extraño que estas húmedas masas forestales de esbeltas hayas, pinos y abetos reciban locamente el calificativo de selvas o selbas.

Zuriza, en la intimidad del bosque, huele a humedad. La lluvia y las nubes bajas resultan abundantes en estos valles norteños donde aún se respira un cierto ambiente a norte, a cantábrico, a clima atlántico.

En el bosque de Gamueta todo indica que la intervención humana ha sido más bien escasa, y que por tanto atesora las características estructurales originales que son propias de este tipo de enclaves naturales. Por eso es único y singular. Se salvó, in extremis, de ser talado entre los años 1993 y 1995.

Vamos a escoger un itinerario ecológico por el bosque de Gamueta que tiene 400 metros de desnivel y se realiza en dos horas y media. En el Plano de la Casa, donde está el refugio guardado de Linza, se cruza el barranco de Petrechama y se inicia el recorrido circular de un itinerario ecológico que ha marcado la asociación Fondo Natural para concienciar sobre la protección del bosque de Gamueta. Hay que seguir las señales verdes y amarillas.

La senda sube al llamado Paso del Salto de caballo y discurre ya de forma más suave entre prados, hayedos y arroyos para salir al encuentro del final de la pista restringida del barranco o torrente de Gamueta. En todo momento, el recorrido permite ir descubriendo, a través de diversas balizas y paradas, el interés natural de esta masa forestal que todavía conserva árboles monumentales y una rica biodiversidad.

Desde el final de la pista se desciende a la carretera de Zuriza a Linza, muy cerca de la Fuente de los Clérigos, donde habrá que regresar al inicio del recorrido.

EL BOSQUE DE LABATI

Bosque de Labati. Foto: Eduardo Viñuales

Erase una vez un rincón perdido del Parque Natural de los Valles Occidentales llamado Labati. Un entorno de bosques mixtos, prados y bordas en el que los montañeses del valle de Aragüés del Puerto guardaban la hierba cortada y donde cuidaban sus animales. Un espacio mágico del alto valle del río Osia que desde hace siglos componen un dosel forestal como hay pocos en los Pirineos.

Es en el otoño cuando los bosques que quedan al pie del Bisaurín, y que van desde el puente de Labati hasta el refugio de Lizara, se transforman en una auténitca fiesta de color y de vida salvaje: aparecen multitud de setas en el suelo y en los troncos inertes, los arbustos exhiben sus carnosos frutos, y muy especialmente las especies vegetales caducifolias viran de color hacia tonos, matices y combinaciones codiciadas por la creatividad de cualquier artista.

El recorrido elegido es el barrando de Gabás. En una hora de trayecto se realiza un desnivel de 250 metros. La carretera que va de Aragüés del Puerto al refugio de montaña de Lizara salva el río Osia mediante el puente de Labati, poco después de haber rebasado la Casa Forestal. Allí tomamos un ancho camino en ascenso que enlaza con el Puente de los Corralones y el Plano de Lizara, siguiendo el antiguo camino del valle.

La pista por la que avanzamos va ganando altura sobre el río que queda a mano derecha. Dejaremos a la izquierda un primer desvio y obviaremos el viejo camino del valle cuando la pista dibuja una cerrada curva que permite adentrarse a través de un bosque mixto en el interior del barranco lateral de Gabás. El bosque de pinos de Espelungueta en la ladera solana por la que caminamos, es diferente del que se halla en la umbría que tenemos enfrente, al sur, con orientación norte, en el llamado Paco Sanchorromano y el cerro Turnolo, donde abundan las hayas, los abetos y diversas especies de tipo caducifolio. Arriba, en lo más alto del valle, se perfila la Peña de Gabás.

La pista finaliza en una recogida rinconada, dominada por las hayas y por la humedad. La humedad de horajarasca que cubre el suelo invita al descanso y a la observación de los muchos matices vivos propios de estos bosques de montaña media.

EL BOSQUE DEL BETATO

Bosque del Betato. Foto: Eduardo Viñuales

Entre Piedrafita de Jaca y Tramacastilla de Tena hay un bosque de hayas donde se cuenta que hasta no hace muchas décadas se reunían en secreto las brujas del Alto Gállego. Es el Betato, el bosque vedado, el hayedo prohibido del barranco del Gorgol. Allí se refugiaban brujas y diaples para celebrar sus ritos y aquelarres, con hogueras clandestinas, usando pócimas de plantas mágicas como el estramonio y la belladona, con las que volaban, saltaban eufóricas y llegaban a tener relaciones intimas con el demonio.

En los Pirineos el haya es uno de los árboles considerados por la tradición como mágicos, pues se asocia a escenario de hadas y otros seres fantásticos. Quizás porque los hayedos, amantes de cierta humedad ambiental y de lluvias generosas se han recluido en las montañas del norte peninsular, en rincones y valles donde el progreso moderno y la culturización del hombre también han ido arrinconando los misterios, las creencias, y los mitos de sociedades humanas fuertemente vinculadas a la tierra y la naturaleza.

Proponemos la excursión de Tramacastilla al Betato. Tiene un desnivel de 150 metros en hora y cuarto. Es un recorrido muy fácil que se puede realizar con niños, en familia.

Desde la plaza de entrada a Tramacastilla tomamos la pista que nos llevará a salir del pueblo junto a unos chalets y caserones. Se atraviesa una zona de praderas y bosques mixtos. Abajo, en el fondo, a mano izquierda, descansa el largo embalse de Bubal. Las montañas de Telera y de Tendeñera cierran el hermoso horizonte.

El paseo boscoso nos va a llevar a cruzar por un puente el cauce escabroso del barranco del Corgol. Al poco de cambiar a su margen derecha, un sendero a la diestra se adentra en el bosque mágico. Una pendiente subida nos lleva a unos pequeños prados donde algunos dicen que se celebraron aquelarres. Merece la pena cruzar arroyos y perderse por las veredas secretas del hayedo para empaparse del misterio de estas frondas visitadas por las nieblas.

LA PARDINA DEL SEÑOR

La Pardina del Señor en Fanlo. Foto: Eduardo Viñuales

Durante gran parte del año el verde bosque de la Pardina del Señor, cerca del pueblo de Fanlo, puede pasar desapercibido para la mirada de los hombres que por allí cerca transitan. Pero todo cambia cuando, en un anuncio del frío, el otoño le saca los colores a estos parajes que están considerados como la mejor masa forestal mixta del Pirineo de Huesca.

Es para finales de octubre y en los primeros días de noviembre el momento especial en el que la Pardina del Señor - o de Ballarín – se transforma en un cuadro multicolor donde salen del anonimato las distintas especies de árboles caducifolios: los avellanos, chopos, abedules, robles y fresnos se vuelven amarillos en sus follajes. Los arces, serbales, cerezos silvestres y álamos temblones viran hacia colores naranjas y rojos, y en ocasiones casi ardientes. Las hayas, sin embargo, van mudando del verde al amarillo, y hacia un dorado cada vez más envejecido. Y, mientras tanto, dos coníferas permanecen impasibles a toda esta transformación y combinación pictórica: los verdes pinos silvestres y los abetos blancos de porte piramidal. Todos juntos, en suma, componen un perfecto orden de cromático aspecto revuelto.

La paleta pictórica del bosque de la Pardina del Señor de Fanlo adquiere en su momento álgido tal espectacularidad, que puede llegar a volver medio loco a los amantes de la fotografía y el pincel, o simplemente a quienes disfrutan con la contemplación del hermoso espectáculo gratuito que es el transcurso de las estaciones y los ciclos naturales en las laderas de nuestras montañas.

Realizaremos el recorrido del G.R.-15 que atraviesa el bosque de Fanlo. La llamada Senda Prepirenaica se abre paso desde el valle de Vió hacia el valle de Broto por la margen orográfica derecha del barranco del Chate, atravesando el corazón de este bonito bosque.

Partimos de las eras de Fanlo. Siguiendo al principio el asfalto de la carretera que baja a Sarvisé, pronto veremos que el sendero G.R.-15 desciende hacia el fondo del barranco que sale del interior de la garganta de las Gloces. Seguidamente se remonta la ladera opuesta, de orientación sur. La ruta se convierte en un delicioso paseo forestal que cruza dos barrancos que bajan de la Punta Trallata.

Se llega a las ruinas de la Pardina del Señor, casa de campo donde antaño vivió una familia con su ganado. El G.R.-15 sigue las curvas de nivel del monte y nos lleva a las inmediaciones del barranco del Baño, donde hay un manantial de aguas mineromedicinales.

A esta altura abandonamos el G.R. para salir por una pista forestal que en dirección sur desciende a la carretera de Fanlo a Sarvisé, muy cerca del área de acampada del Chate. Por la carretera podremos regresar a Fanlo.

EL VALLE DE ORDESA

Bosque de las Hayas de Ordesa. Foto: Eduardo Viñuales
El río Ara en Torla. Foto: Eduardo Viñuales

El valle de Ordesa pronto despertó la admiración de los viajeros y pirineístas decimonónicos que venían de Francia y de otros países a contemplar sus maravillas naturales. El más activo y entusiasta de todos ellos fue Lucien Briet, que dedicó a esta parte del Alto Aragón unos veinte años de excursiones, escritos y artículos que serían ilustrados gracias a la realización de más de 1.600 placas fotográficas. De Ordesa, entre otras muchas cosas, decía: “Cuan extremados son la sencillez, el arte, el lujo y la elegancia con que estas crestas, estas montañas y estos colores se diversifican en un espacio limitado por rocas inmensas”.

Briet, con sus palabras que fueron un canto de amor a la naturaleza de los Pirineos, sembró la simiente para que Ordesa fuera un valle protegido de forma pionera en el año 1918. Ahora, un siglo después sigue siendo una delicia caminar por el fondo del gran cañón del río Arazas, atravesando sus praderas abiertas al bosque, asomándose a los saltos de agua de Arripas, Estrecho y la Cueva, cruzando en silencio el hayedo, bordeando las Gradas de Soaso, observando a los sarrios…y, finalmente, alcanzando el cierre del Circo de Soaso donde se desploma la cascada de la Cola de Caballo.

Realizaremos el recorrido clásico desde la pradera de Ordesa hasta el Circo de Soaso. Tienen un desnivel de 400 metros y su duración es de cuatro horas. Es el itinerario más trillado y conocido de todo el Parque Nacional. Es la forma más accesible de llegar al refugio de Góriz. Al fondo de la Pradera de Ordesa tomamos una pista a mano izquierda que discurre por la margen derecha del río Arazas. Nos adentramos en la fronda tupida del fondo del valle con pinos silvestres, hayas, abetos y sotobosque de bojes. Al cuarto de hora llegamos al desvio de Cotatuero y Soaso donde hay una imagen de la virgen del Pilar. Cogemos la de Soaso.

Pasamos por la cascada de Arripas y después la del Estrecho. La pista va ganando desnivel mediante el trazado de algunas curvas y discurriendo por la oscura umbría del Bosque de las Hayas, espectacular en los meses otoñales. Al pie de un resalte rocoso se localiza la pequeña oquedad de la cueva de Frachinal. A partir de aquí el bosque se pierde paulatinamente y se abre el valle con el fondo de las Gradas de Soaso. A partir de ahora el sendero se torna con algo más de pendiente, hasta alcanzar la amplia llanura que desemboca en el Circo de Soaso, al fondo del cual se divisan el Cilindro, el Monte Perdido y el Soum de Ramond. El camino llega al rincón de la Cola de Caballo, punto final en el recorrido.

EL VALLE DE CHISTAU

Valle de Chistau. Foto: Eduardo Viñuales

El valle de Chistau, recorrido por el curso agitado del río Cinqueta, se nos muestra como un lugar pirenaico que todavía parece estar alejado del mundo moderno. O, al menos, así ha sido hasta no hace muchos años.

Y es que en este impresionante espacio cerrado por montañas tan altas como Posets, Cotiella o Punta Suelza, la naturaleza aún convive en su mejor estado de salud con el hombre y sus obras. ¿Por imperiosa necesidad, por aislamiento secular o por cariño a lo propio?, se preguntan algunos turistas. Es difícil dar una respuesta objetiva, pero lo cierto es que una vez aquí a veces se llega a tener la sensación de haber retrocedido en el calendario, e incluso se podría llegar a plantear el que no se está en el Pirineo del siglo XXI.

La imagen típica del valle de Chistau incluye un delicado mosaico de bordas y cabañas de piedra, de rebaños de ovejas y de cabras que hasta hace unas décadas practicaban la trashumancia, de fajas o bancales, de paredes de piedra, de lindes y setos, de todo tipo de hierbas creciendo en los prados de siega…y de espigados chopos lombardos que amarillean espectacularmente al llegar el otoño hacia ese cielo azul. Todo aquí está, estaba, perfectamente cuidado y ordenado. Todo es muestra de un equilibrio irrepetible de tiempos remotos.

Vamos a realizar un recorrido por la ribera del Cinqueta. Tiene un desnivel de 400 metros y una duración de dos horas y media. Junto a la carretera entre San Juan de Plan y Gistain, a mano derecha, está el llamado Puente de los Pecadores. Nos fijaremos en el grupo de grandes tilos que aquí crecen, y pasaremos a la orilla orográfica izquierda del valle, caminando por el sendero de L’Ausera.

Entre bosques mixtos, fresnos, robles y prados de siega se llegará al Puente del Molin, donde enlazamos con la pista de la Ribereta que sube hacia el corazón del alto valle de Chistau, el rincón de Viadós. Continuamos por la pista que ahora coincide con el sendero GR-19.

Con cada paso que aquí demos nos iremos enamorando del paisaje y sus múltiples detalles naturales. Todo el rato iremos por ese ambiente en el que se conjugan bosques, prados, bordas, ganados y montañas hermosas.

Antes de alcanzar el Puente del Hospital podemos seguir por otro camino a la derecha, también señalizado con las marcas rojas y blancas de gran recorrido, para así llegar por la margen izquierda del valle hasta el final, en las praderas de la Virgen Blanca y los llanos de Es Plans, donde justo antes habremos de cruzar al otro lado del río.

- . ©Foto: MonrasinRicardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

- Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

 
Qué hacer-imprescindible

La escapada: el castillo de Cadrete

(Redaragon)
07/11/2017 - 11:16 h.
0 comentarios

Restaurado desde 2013, se trata de una típica fortaleza musulmana, de las que componían la defensa de la Saraqusta musulmana

En el año 2000 la Asociación para la Recuperación de los Castillos de Aragón alertó sobre estado de ruina en que se encontraba el castillo de Cadrete, en abandono desde el siglo XVII. Tras años de reivindicaciones, finalmente de 2011 a 2013 se llevaron a cabo unos trabajos de restauración que han devuelto a la localidad y a los visitantes esta fortaleza de origen musulmán, que se integraba en el perímetro defensivo de la Saraqusta musulmana. Una interesante visita a apenas minutos de Zaragoza que desde el pasado mes de septiembre se completa con el Centro de Interpretación que el Ayuntamiento de Cadrete ha dedicado a la fortaleza.

Declarado Bien de Interés Cultural, el castillo de Cadrete tiene seguramente su origen en el siglo X. Construido en argamasa de yeso mediante el empleo de la técnica del tapial, se eleva en las primeras estribaciones de la sierra, dominando el valle del Huerva y aprovechando unos acantilados de unos 70 metros de altura como defensa natural. Las primeras noticias históricas de la fortaleza se remontan a los años 935 y 936, cuando fue utilizado por el califa Abd al-Rahman III como cuartel general en su asedio a Zaragoza. Aunque no hay constancia documental, se sabe que fue conquistado por Alfonso I en 1118. En años sucesivos pasó por distintas manos privadas hasta que a finales del siglo XIV, cuando muere sin descendencia el último miembro de la familia Zapata, fue recibido por el cercano monasterio cisterciense de Santa Fe. Ya para entonces el castillo había perdido su valor estratégico original.

Castillo de Cadrete. Foto: www.castillocadrete.es
Castillo de Cadrete. Foto: www.castillocadrete.es
Castillo de Cadrete. Foto: www.castillocadrete.es

Se trata de una construcción al más puro estilo musulmán, con obra de tapial y piedras irregulares. En el conjunto destaca la torre, que se eleva en el punto más alto de la colina. Es de planta cuadrada de unos 6 metros de lado y 15 de altura. Consta de 3 pisos y se remata con unas características almenas rectangulares. Con origen en el siglo XIV, la torre se construye abrazando la original (siglos X-XII), que todavía se mantiene en su interior. También del siglo XII o XIII, en las estancias interiores se conservan unas yeserías decorativas. El recinto amurallado del conjunto, que seguramente seguía los trazados de otro anterior del S. XII, se distribuye de forma longitudinal, adaptado a la orografía del terreno. Estaba perfectamente compartimentado en un pabellón de entrada, otro frontal de saeteras, un patio de armas, una cisterna cilíndrica, una capilla dedicada a San Miguel y otras construcciones de difícil identificación. Se conservan todos los muros o sus arranques con una altura variable entre uno y tres metros, también varias saeteras, los umbrales de las habitaciones y algunas ventanas. De un muro exterior y patio más amplio que rodeaba este conjunto solamente se conservan los cimientos.

Se piensa que la fortaleza formaba parte del complejo defensivo de Saraqusta, compuesto por diversas fortalezas y por pequeñas atalayas que las conectaban visualmente. Actualmente sólo se conocen dos atalayas que pudieran informar al castillo de Cadrete: la primera está embutida en la actual ermita de Santa Bárbara, la segunda es la torre de Don Artal en Muel que vigilaría la entrada del camino de Daroca al valle del Huerva. También se sabe que el castillo se comunicaba con los de María y Cuarte mediante hogueras encendidas en sus respectivas torres que veían pequeños puestos de vigilancia situados a la otra orilla del Huerva, entre ambas localidades.

Centro de Interpretación del castillo

Centro de Interpretación del castillo de Cadrete. Foto: María Argota Recaj
Centro de Interpretación del castillo de Cadrete. Foto: María Argota Recaj
Centro de Interpretación del castillo de Cadrete. Foto: María Argota Recaj

El pasado mes de septiembre el Ayuntamiento de Cadrete inauguró en la propia sede municipal un Centro de Interpretación dedicado al castillo. En él, paneles y audiovisuales se dedican a la historia de Cadrete y su castillo, así como a la figura de Abderramán III. Veremos también azulejos, cerámicas y otros restos arqueológicos de la fortaleza. Los más pequeños podrán hacerse una fotografía posando como el mismo Abderramán III, señor musulmán de la plaza y conocer el cuento ilustrado Qädrit, el león del castillo, escrito e ilustrado por Carlos Soler y editado por el ayuntamiento. La visita al castillo y centro de interpretación puede realizarse sábados y domingos siempre previa reserva (652 122 811 / castillocadrete@cadrete.org) y está limitada a un máximo de 15 personas. No es que haga falta pero para terminar recordaremos que Cadrete se encuentra en el valle del Huerva, al sur de Zaragoza, apenas a 10 minutos de la capital por la autovía Mudéjar.

Visita: www.castillocadrete.es. También en: Facebook, en Twitter y en Instagram
 
Ocio y Cultura

"Fuentes representa el cine de valores por el que trabajo"

El Periódico de Aragón (Redaragon)
06/11/2017 - 9:12 h.
0 comentarios

La actriz Assumpta Serna recibió un homenaje en la gala de clausura del certamen de Fuentes de Ebro

Assumpta Serna en Fuentes de Ebro. Foto: Nuria Soler (El Periódico de Aragón)

Decía ayer el director del Festival de cine de Fuentes de Ebro, José Antonio Aguilar, que la fórmula para haber llegado a estas 22 ediciones habiendo asentado un prestigio en el mundo del cine era «no esconder nunca que era el festival de un pueblo pequeño e ir con la humildad por delante». Así, sin engañar a nadie, Fuentes de Ebro y su festival se han hecho un hueco en el cine español y ha conseguido atraer hasta esta localidad a lo más granado de sus actores, directores o técnicos en estas dos décadas de existencia. Algo que valoran estos invitados, como el actor Álvaro de Luna, que ayer decía que cuando llega noviembre espera la llamada de Aguilar para poder ir a Fuentes o la homenajeada de este año Assumpta Serna, quien decía estar gratamente sorprendida por un festival de cine «que otorga un premio a los valores humanos, y que sea desde un sitio pequeño desde donde se reivindique esa necesidad de contar historias y que te pidan que se las cuentes, como hacen las gentes de este pueblo».

Assumpta Serna conoció el festival gracias a la actriz aragonesa Luisa Gavasa, con quien ha rodado la película Red de libertad. «Ella ha sido mi madrina en el festival», decía ayer, «me ha hecho un verdadero regalo llevándome a donde su corazón vive y siente». Y es que Luisa Gavasa es también una enamorada del festival que también le rindió homenaje en otra edición y al que, según contaba «me encanta venir porque es venir a mi casa y me permite volver también a mi ciudad, Zaragoza, para pasear por la calle Alfonso recordando mi adolescencia». En los últimos tiempos, Assumpta Serna parece haber optado por trabajos alejados de las grandes productoras, está dedicada además a su Fundación First Team, desde la que se trata de promover ese cine de valores éticos que tanta falta hace hoy en día «pues el cine debe trasmitir valores, además de ser un entretenimiento», y de ahí que encontrarse con el festival de Fuentes de Ebro haya sido para ella todo un feliz hallazgo: «Este festival representa un poco todo lo que tratamos nosotros de difundir desde nuestra fundación. Parece que se haya coincidido todo, el sitio justo y el momento justo».

En la película Red de libertad, la actriz interpreta el papel de Helena Studler, una religiosa que salvó a 2.000 personas en la segunda guerra mundial. «Es una heroína, algo difícil de ver en el cine español, no muy dado a los héroes y sí presentar personajes confusos y antihéroes, pero no personajes ejemplares y positivos como Studler, cuando se trata simplemente de dar amor».

Premiados e invitados junto al director del certamen, José Antonio Aguilar (izda), FotoÇ: Nuria Soler (El Periódico de Aragón)

Junto a Assumpta Serna, Luisa Gavasa, Álvaro de Luna, y los responsables de la fundación Juegoterapia, que ayuda a los niños con cáncer y ha obtenido el premio a los valores humanos por su videoclip Resistiré, la gala de clausura del Festival de Fuentes de Ebro contó con la presencia de numerosos actores, como María José Moreno, Leonor Bruna, Jorge Asín; directores, como Patricia Roda, Ignacio Estaregui, y otras personalidades de la cultura aragonesa como el fotógrafo Pedro Avellaned, el cantador de jotas Nacho del Río, los escritores José Luis Melero y David Lozano y el director de cine de animación y ganador de dos premios Goya Pedro Solís, entre otros.

Una gala en la que se dio a conocer el palmarés del certamen y en el que destacaron los cortometrajes Los hombres de verdad no lloran, de Lucas Castán, que acaparó hasta siete galardones y Le chat doré, que consiguió aglutinar hasta seis premios.

Pero el Festival de cine de Fuentes de Ebro es mucho más, y así, durante diez días, más de 500 niños han participado en actividades en torno al cine, con talleres, exposiciones... Se han programado algunas de las mejores películas de la última remesa del cine español, como Incierta Gloria, Verano 1993, Abracadabra o Tadeo Jones 2. En total, cerca de 5.000 personas han participado en los diferentes actos que concluyeron anoche con el broche de oro de la gala. No, el de Fuentes no es un festival pequeño.

 
Qué hacer-imprescindible

De shopping por San Pedro Nolasco

(Redaragon)
03/11/2017 - 14:38 h.
0 comentarios

Zaragoza es una ciudad llena de vida, plagada de zonas por las que perderse para disfrutar de sus rincones, de sus escaparates, y del ambiente callejero. Una de estas zonas privilegiadas es el entorno de la Plaza de San Pedro Nolasco

De compras por la Plaza San Pedro Nolasco
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Vorne Store
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Umami
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Tescoma
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Sommes Démodé
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Marsella
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Café Marais
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Cirque Magique
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Café Nolasco
De compras por la Plaza San Pedro Nolasco. Barney Barnato

Zaragoza es una ciudad llena de vida, plagada de zonas por las que perderse para disfrutar de sus rincones, de sus escaparates, y del ambiente callejero. Una de estas zonas privilegiadas es el entorno de la Plaza de San Pedro Nolasco. Una zona ideal para perderse, disfrutar de monumentos como el Teatro Romano, el museo del Rosario de Cristal, o para sentarse en cualquiera de sus terrazas para tapear o tomarse un café o unas cañas con los amigos. Pero además, en el entorno de esta plaza encontramos tiendas que deberían estar en la agenda de cualquier amante del shopping. Tiendas diferentes y llenas de encanto que demuestran que en nuestra ciudad el pequeño comercio está muy vivo. ¿Nos acompañas por esta tourné por el entorno de San Pedro Nolasco?

Comenzamos nuestra particular ruta de shopping en la propia plaza. Allí, nos espera Vorne Store. Una tienda en la que nos esperan Ruth Sopeña y Borja Simón, una pareja de emprendedores que tras haber vivido fuera de Zaragoza durante varios años decidieron volver para montar la tienda de sus sueños. Una tienda con una estética con cierto aire nórdico que se ha convertido en una referencia en la capital aragonesa para el diseño emergente y en la que también se organizan talleres, conferencias y exposiciones.

Desde allí nos pasamos a la vecina Sommes Démodé, otra encantadora tienda de moda, calzado y complementos tanto made in Spain como traídos del extranjeros, y que además, al igual que la vecina Vorne, está gestionada por otra pareja, Julia y Josué.

¿Qué sería de unas compras sin tomarse un pequeño refrigerio para tomar fuerzas y seguir con la tarea? En la misma plaza de San Felipe, tenemos dos estupendas opciones. El Café Nolasco, perfecto para tomarse un café, o para comer en un ambiente diferente y con un cuidado interiorismo, o el Marsella Vermouth, situado junto a Vorne Store, una propuesta más canalla con tostadas, raciones y unos deliciosos vermús.

Una vez recuperadas las fuerzas podemos digirnos hacia la calle de San Jorge. Allí nos encontramos con Tescoma, o lo que es lo mismo, la antigua Felicity. En un bonito local ubicado en un antiguo edificio modernista, en Tescoma encontraremos objetos y utensilios de cocina, además de vino y de otros manjares gourmet. Además, en esta tienda encontraremos una amplia oferta de talleres de cocina, catas y degustaciones que se han convertido en un imprescindible para los foodies de la ciudad.

En la vecina calle de San Andrés encontramos tres nuevas propuestas para sumar a esta ruta comercial y de ocio por el entorno de San Pedro Nolasco. En primer Lugar, Le Marais, una encantadora tienda regentada por la fotógrafa Begoña Simón en la que se pueden encontrar piezas de decoración de autores como Guille García Hoz, además de complementos con firmas de fuera, pero también locales, como Cleta Handmade.

Casi en frente, tenemos también la Librería Centro, especializada en desarrollo personal, ciencias humanas, psicología y educación, o narrativa.... Y justo al lado, tenemos el Umami Tapas, un lugar perfecto para degustar unas tapas, con propuestas como el atún de almadraba de Barbate o un delicioso pulpo.

Volviendo sobre nuestros pasos, acabaremos esta ruta comercial en la calle San Lorenzo. Allí, nos esperan tiendas como Cirque Magique, una preciosa tienda con juguetes, ropa, calzado y cuentos para niños ambientado en el mundo del circo y que traslada hasta un mundo lleno de magia e ilusión en cuanto pones sus pies en ellla gracias a su cuidada selección de artículos, muchos de ellos diseñados por ellos mismos.

En esta calle también encontramos La Ventana Indiscreta, una tienda que es referencia para los cinéfilos de la capital aragonesa, con multitud de artículos relacionados con el séptimo arte, desde carteles objeto relacionados con cintas, actores y actrices. Y para acabar con esta ruta comercial por el entorno de San Pedro Nolasco, nos acercamos hasta la joyería Barney Barnato. Situada en la esquina de San Lorenzo con San Vicente de Paul, esta sofisticada joyería, que cuenta con taller joyero propio, presenta colecciones inspiradas en la mítica figura del dandy británico que lleva por nombre, además de un amplio catálogo de relojes para todos los gustos.

¿Te animas a realizar esta ruta comercial por el entorno de la Plaza de San Pedro Nolasco?

Nacho Viñau Ena (Zaragoza, 1975) es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza y experto en Protocolo y Ceremonial por la Escuela Internacional de Protocolo de Madrid. En la actualidad es organizador de eventos y blogger y generador de contenidos freelance para distintos medios relacionados con el mundo de la decoración y las tendencias. Contacta con él en @nachoena

 Otros artículos de Nacho Viñau en RedAragon:

 
Gastronomía

Aragón con Gusto y otras propuestas de gastronomía para la semana

(Redaragon)
03/11/2017 - 13:57 h.
0 comentarios

El festival gastronómico, repleto de propuestas, se despide este domingo

 Final de la Liga de la Tortilla de Zaragoza. Foto: Chus Marchador (El Periódico de Aragón)

Concluye el domingo la quinta edición del festival gastronómico Aragón con gusto, que se está celebrando en las tres provincias aragonesas, donde un centenar de restaurantes ofrecen menús al precio cerrado de 25 euros, incluida la bebida, con la presentación en exclusiva de la cerveza de avena de Ámbar. También pueden degustarse, en nueve establecimientos, por 2,50 euros, las tapas ganadoras en los diferentes concursos provinciales del año pasado, de la que saldrá la mejor tapa aragonesa, cuyo nombre y autor no se conocerá hasta el once de diciembre, cuando se celebre la gala de la hostelería aragonesa.

Aragón con gusto no se limita a los bares, restaurantes y hoteles -que ofertan habitaciones desde 40 euros-, sino que se expande por numerosos espacios, donde se celebran diferentes actividades, siempre relacionadas con la gastronomía, cocina y alimentos aragoneses. Por ejemplo, los mercados municipales ofrecen hoy degustación de miel y demostración, en el Central; cata maridada de vinos en San Vicente de Paúl; además del sorteo de unas cestas de Alimentos de Aragón mañana. También un Gastro-ruta por Los Sitios, cata de miel y taller de escabechados en Puerto Venecia, demostraciones de cocina de los cocineros Joaquín Muñoz y Mateo Sierra en Aragonia, etc.

Además de diferentes visitas a productores, aprovechando el fin de semana, especialmente en el entorno del Moncayo: la quesería de Trasmoz, la almazara Olioturiaso en Tarazona o los museos del vino Campo de Borja y aceite Sierra del Moncayo en el monasterio de Veruela.

Final de la Liga de la Tortilla

Precisamente en el marco de Aragón con Gusto, el centro comercial Independencia (el Caracol) acogió ayer la final y entrega de premios de la 3ª Liga de la Tortilla de Zaragoza, a la que acudieron ocho finalistas: Los Amigos, Don Policarpo, Casa Pascualillo, El Elegante, Entresabores, Cafetería Servet, Plaza Goya y El Traga Tapas. Tres horas de competición y un jurado compuesto, entre otros, por el presidente de los Cocineros, Domingo Mancho, el chef Enrique Barrado, Pedro Giménez, presidente de Cafés y Bares, o José Soro, del Cabuchico (que ganó la edición anterior). Entre bambalinas, José Miguel Martínez Urtasun, organizador de esta peculiar liga. Y al micro, el televisivo Mariano Navascués, dispuesto a anunciar los premios. Hubo galardones al mejor uso de los huevos (Traga Tapas), del aceite (Plaza Goya) y a la creación para celiacos (Zucco). Y un subcampeón llamado Don Policarpo (con Manuela Tena). La ganadora fue la tortilla de Pascualillo, por la que recogieron el oro Guillermo Vela y su chef, Javier Arnas.

Continúan las jornadas micológicas

Por más que la lluvia siga sin aparecer, se mantienen las diferentes jornadas micológicas en todo el territorio aragonés. La provincia de Zaragoza acoge dos clásicas. Las de San Martín de la Virgen del Moncayo hasta el domingo, con salidas al monte y propuestas de menús de setas; y las de las Cinco Villas, que este fin de semana recalan en Luesia, Orés, Sos del Rey Católico y Ejea de los Caballeros. Sin olvidar, en la capital, las jornadas micológicas de El Foro o las protagonizadas por los boletus edulis en La Olivada, que se despiden mañana, para dar paso a las de setas de otoño. En Teruel continúan las de Gúdar-Javalambre, centradas en Mora de Rubielos y las de la comarca de Albarracín; mientras que Broto, en el Pirineo oscense, propone degustación de tapas todo el fin de semana.

Turismo y gastronomía

El fin de semana ofrece muchas más excusas para salir de Zaragoza. En Teruel Monroyo celebra nueva edición de su tradicional feria de alimentos y artesanía, donde el jamón es el protagonista con la celebración del III Concurso de Cortadores de Jamón, mañana por la tarde. Por su parte, en Huesca, el fin de semana Aínsa acoge en su plaza Mayor el denominado arqueomercado, recreación de un mercado del siglo XVI, momento en el que se rehabilitó el castillo de la localidad, con especial presencia de los alimentos. Cerca, en Chía, el domingo, feria de la Patata, con mercado y degustación de caldereta de tocino con patatas, cocinadas por Antonio Arazo, a partir de las 12.30 horas. Y el domingo, hasta el jueves, se celebra el concurso de tapas del Cinca Medio.

En la provincia de Zaragoza, Añón del Moncayo propone mañana su Feria del Comendador, un campamento medieval con pasacalles, tiro con arco y exhibiciones de vuelos de aves rapaces, combates de época y más actividades.

 
Ocio y Cultura

El ciclo Les Refusés de Arbolé "rescata" cinco producciones teatrales

(Redaragon)
02/11/2017 - 14:08 h.
0 comentarios

Hasta el 6 de diciembre el ciclo trae a Zaragoza a cinco destacadas compañías nacionales

III Cycle de les Refusés. Karlick Danza <em>María Zambrano</em>
III Cycle de les Refusés. La Teta Calva <em>Sindrhomo</em>
III Cycle de les Refusés. Producciones Viridiana <em>Ligeros de equipaje</em>
III Cycle de les Refusés. Zig Zag Danza <em>Después de cortar el césped</em>
III Cycle de les Refusés. Tarambana Teatro <em>¿Hamlet es nombre o apellido?</em>

Hay producciones que merecen una segunda oportunidad para ser representadas tiempo después de su estreno. Y eso es lo que propone el ciclo Les Refusés en su tercera edición. El ciclo dará nueva vida en la sala Arbolé a producciones de Karlik, La teta calva, Viridiana, Zig Zag y Tarambana. Las cinco compañías traen cinco reestrenos que tienen en común reflexionar sobre el devenir de los seres humanos. Espectáculos poco conocidos pero muy interesantes y actuales que Teatro Arbolé quiere devolver a escena.

Los extremeños Karlik Danza abren el jueves 2 y viernes 3 de noviembre el ciclo con la pieza de danza María Zambrano, la palabra danzante. Este espectáculo se estrenó el año pasado para conmemorar el 25º aniversario del fallecimiento de la filósofa española. La obra rinde homenaje a la figura de María Zambrano como mujer, pensadora y creadora a través de la palabra danzante, de la imagen, de la metáfora y el símbolo desde el pensamiento poético. María Zambrano nos adentra en el pensar desde las entrañas, desde la voluntad, desde el amor, para comprender que sólo hombres nuevos podrán crear una nueva sociedad haciendo de la vida la verdadera obra de arte de todo ser humano destinada a cambiar la historia.

La siguiente semana, los días 9 y 10 de noviembre serán los valencianos La Teta Calva quienes vuelvan a Arbolé con Sindrhomo, una tragicomedia diogénica que refleja el instinto de supervivencia de una ciudad amenazada por la gran plaga. Sindrhomo cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio de sus vidas vacías. Y entre ella y él se instala un comodín para los descarriados. En total, un trío enfermizo metido en una jungla de luces y sombras, en un juego absurdo de verdades y locuras comprensibles.

La tercera producción "rechazada" es el Ligeros de equipaje de la compañía aragonesa Producciones Viridiana. La veremos los días 16 y 17 de noviembre. De eterna actualidad, Ligeros de equipaje recuerda los refugiados de la Guerra Civil española. Casi medio millón de personas que cruzaron a través de los Pirineos la frontera francesa. Los españoles fueron despojados de todo en la frontera. Muchos no volvieron nunca. Algunos murieron de frio, otros por los bombardeos o en los campos de concentración franceses. Viridiana compone con con multitud de crónicas y testimonios reales una historia de ficción. Una historia casi olvidada, perdida en el tiempo.

Los días 23 y 24 de noviembre la compañía asturiana Zig Zag Danza vuelve a Zaragoza con Después de cortar el césped, espectáculo que pudimos ver el pasado año por estas fechas en esta misma sala. En su diálogo corporal Estrella García y Miguel Quiroga reflexionan sobre el eterno problema de la incomunicación, tan presente hoy en día con las nuevas tecnologías.

Cierra el ciclo de este año la compañía madrileña Tarambana con su ¿Hamlet es nombre o apellido? los próximos 5 y 6 de diciembre. Un texto de Ozkar Galán que con humor reinventa el Hamlet de Shakespeare para ponernos en la piel de sus otros personajes. En teatro, el autor cuenta una historia y puede omitir deliberadamente matices o detalles para no estorbar la línea argumental elegida. Así, Shakespeare dibuja un Claudio "malvado" pero no le deja exponer sus razones. Tarambana no nos cuenta un Hamlet para convertir en bueno a Claudio pero sí "rellena los huecos" para hablarnos de sus motivos.

Todas las funciones del ciclo tienen lugar a las nueve de la noche. Las entradas están a la venta en www.teatroarbole.es a un precio de 12 euros en venta anticipada y 15 euros en taquilla.

Visita: www.teatroarbole.es
 
  « Anterior 1 2    

Secciones
Últimas entradas
Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Covid-19

Covid-19

La actualidad en torno a la crisis sanitaria en El Periódico de Aragón.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.

Excelencia Turística

Excelencia turística

RedAragon concede en este 2020 por sexto año consecutivo sus "Sellos de Excelencia Turística en Aragón".