1. Inicio Blog
  2. Diciembre 2020

Diciembre 2020

Gastronomía

Huesca suma dos nuevas Estrellas Michelín

L. Carnicero / A. Lahoz / F. Valero (El Periódico de Aragón) (Redaragon)
15/12/2020 - 13:07 h.
0 comentarios

Restaurante Callizo, en Aínsa, y Venta del Sotón, en Esquedas, se unen al club de los grandes espacios gastronómicos en la edición 2021 de la guía gastronómica

El cocinero Josetxo Souto en las cocinas del restaurante. Foto: Restaurante Callizo de Aínsa.

La provincia de Huesca vuelve a situarse al lado de las mecas gastronómicas del país al sumar dos nuevas Estrellas Michelín en la edición de los prestigiosos galardones del 2021. Según el experto gastronómico José Miguel Martínez Urtasun, es una edición "histórica" para la comunidad autónoma, puesto que Aragón "siempre había sumado estrellas de una en una, y por primera vez logra dos en un solo año".

El restaurante Callizo, de Aínsa, y el restaurante Venta del Sotón, en Esquedas, forman parte desde esta tarde de la lista de los mejores restaurantes de España. Además, Aragón conserva el resto de galardones, lo que en total suma 7 Estrellas Michelín, cuatro en el Alto Aragón (Lillas Pastia, TatauCallizo y Venta del Sotón), dos en Zaragoza (Cancook y La Prensa, en Zaragoza) y uno en Teruel (Hospedería El Batán, en Tramacastilla). 

Según destaca Martínez Urtasun, hace unos años ambos establecimientos renovaron sus espacios y sus propuestas gastronómicas, ofreciendo una experiencia global a sus comensales. "El Restaurante Callizo ofrece solo un menú degustación, que se disfruta en los distintos espacios del restaurante, desde la bodega, a la cocina o al propio comedor", explica. El menú se nutre de los productos del territorio, del Cinca, de Sobrarbe y de la huerta de Aínsa.

Ana Acín (Espacio N): "Estamos supercontentos"

En la Venta del Sotón también hace un par de años que crearon su Espacio N, diseñado "expresamente para disfrutar" de la experiencia gastronómica. El denominador común de ambos restaurantes es la utilización de los productos de la tierra parala elaboración de sus propuestas. La noticia pilló por sorpresa a sus propietarios Ana Acín y Eduardo Salanova, que no se lo creían. “Estamos supercontentos y muy agradecidos a todo el grupo. Llevamos cuatro años trabajando muy duro en este espacio, diseñado por Julián Luzán, y cuando hemos visto Esquedas ha sido un subidón. No puedo describir con palabras lo que he sentido”, confesaba a este diario Acín. La Estrella Michelín es “un soplo de aire” en este año “tan complicado para la hostelería”, reconocía. “Es un pequeño rayo de luz que nos da algo de alegría”, añadió.

El Espacio N es un lugar “diferente” dentro de la Venta del Sotón, según Acín. “Creo que lo curioso es que recuperamos antiguas recetas aragonesas, con lo más clásico del Sotón, pero en un espacio distinto, con solo tres mesas y donde la sala no está decorada ni nada. Allí se saborea y disfruta únicamente de la comida”, explicaba. “Una persona está acostumbrado a lo clásico y eso te encuentras cuando cruzas la primera puerta, pero cuando subes al espacio hay un choque y una llamada de atención”, añadía. Acín no se olvidó de sus compañeros premiados ni de su familia. “Llevo llorando desde que lo sé, porque me acuerdo de mucha gente, sobre todo de mi padre, que estaría muy orgulloso, pero también de toda mi familia y de la Edu”, señaló

Variedad de estilos

Urtasun destaca la importancia también de la variedad de estilos que hay en los cuatro restaurantes con Estrella en la provincia de Huesca. El Tatau, con una cocina "más gamberra, más pegada al mundo de la tapa", y el Lillas Pastia, en el señorial Casino de Huesca, con un estilo "más clásico y vinculado a uno de sus productos estrella, como es la trufa". Todos ellos, destaca el experto gastronómico, "han sido capaces de, a raíz del trabajo de sus cocineros y de aprovechar los recursos de su entorno, acercar a la gente hasta sus restaurantes". También por sorpresa cogió la noticia a Pili y Eva Callizo, propietarias restaurante Callizo de Aínsa. "Hace años que recibíamos la visita de inspectores que solo se identificaban al final, cuando se iban, de forma que sabíamos que estábamos en su punto de mira", explicó Eva.

Sostenibilidad en Sobrarbe

Desde su punto de vista, la concesión de la estrella Michelín es "un reconocimiento" a la labor de los cocineros del restaurante, José Ramón Aso Cajal y Josechu Souto Buetas. "Llevamos 21 años aquí, haciendo cosas típicas del Sobrarbe", explicó la propietaria, que señaló que la clave de su éxito se basa en el empleo de productos locales, la sostenibilidad y la apuesta por el kilómetro cero. "Hacemos por ejemplo un licor con saúco y otros tipos de bebidas con hierbas que se encuentran en la zona", agregó. De hecho, el Sobrarbe, con Aínsa a la cabeza, lleva muchos años potenciando los productos de la tierra, desde la carne a la huerta, y eso al final ha dado sus resultados. 

 
Qué hacer-imprescindible

GR-17: 150 kilómetros de senderismo en nueve etapas repletas de historia

(Redaragon)
09/12/2020 - 12:33 h.
1 comentario

El sendero Gran Recorrido GR17 "Vía Arán-Pirineos" sigue el trazado de la histórica ruta jacobea que desde Saint Bertrand de Comminges, en Francia, se dirigía hacia Santiago pasando por el puerto de Viella y Roda de Isábena

GR17. Arranque del camino en el valle de Barrabés. Foto: Diputación de Huesca

Encontrarse a uno mismo, conocer las propias limitaciones, hacer un alto en la ajetreada vida que nos impone la sociedad actual... cualquier razón es buena para echarse la vida al hombro y reencontrarse con la naturaleza y, en este caso, con la historia. Y es que la provincia de Huesca cuenta, entre su amplísima oferta turística, con un trazado importante de la histórica Ruta Jacobea que une las localidades de Saint Bertrand de Comminges y Santiago de Compostela. La Diputación Provincial de Huesca se ha encargado de acondicionar y señalizar el sendero GR17 acercando a quien lo quiera descubrir los 150 kilómetros de esta ruta en la provincia, entre el Refugio de Conangles y la localidad de Berbegal. El trazado está pensado para recorrerla en nueve etapas diferentes y lo más interesante es que se trata de un camino sembrado de numerosas manifestaciones de fervor, pero también de hospitalidad, de arte, de cultura y, en definitiva, de las raíces espirituales del Viejo Continente.

La experiencia de recorrer a pie cada uno de los 150 kilómetros por los que discurre el GR17 nos permite conectar de un modo único con el paisaje y con la historia. Nueve días (nueve etapas) en los que dejar atrás la prisa, el estrés o la rutina para ser de nuevo, para sentirse de nuevo, una parte importante del mundo que nos rodea.

Etapa 1. Refugio de Conangles/Vilaller (19,5 km.) En las cercanías del refugio de Conangles, la Vía Arán-Pirineos, que proviene de Saint Bertrand de Comminges y del Valle de Arán, se convierte en el sendero señalizado GR17. En esta etapa el sendero avanza por el valle de Barrabés hasta Vilaller, combinando tramos que transitan entre las provincias de Lérida y Huesca. Discurre por ambas orillas del Noguera Ribagorzana y baja hasta la localidad de Senet. Visita las pequeñas localidades aragonesas de Forcat, Viñal y Ginast antes de entrar de nuevo en Cataluña.

GR17. Noguera-Ribargorzana, Isábena, Barasona... buena parte del camino trascurre junto al agua. Foto: Diputación de Huesca

Etapa 2. Vilaller/Bonansa (13 km.) Desde el puente sobre el río Noguera Ribagorzana, en Vilaller, se toma el sendero GR 17 que, siempre en ascenso y por dentro del bosque, termina llegando a la localidad aragonesa de Montanuy. Desde allí, el GR 17 asciende junto al PR-HU 100 (Ruta de los Pueblos) hasta el pilaret de San Miguel/Sant Miquel y, con excelentes vistas, terminan llegando a Escané. A continuación, un camino peatonal en bajada llega hasta Noales, pueblo situado en el fondo del valle del río Baliera y junto a la carretera N-260. A partir de ese momento, el GR 17 hace tramo común con el GR 18 siguiendo la cabañera que llega a Bibiles. Un último tramo del sendero termina adentrándose en Bonansa, tras visitar la cuidada ermita románica de Sant Roc.

Etapa 3. Bonansa/Monasterio de Obarra (16,7 km.) Para llegar al monasterio de Obarra, el GR 17 “Vía Arán-Pirineos” coincide en su primer tramo con el sendero GR 15. De esta manera, se sube al puerto de Bonansa, se baja hasta el río Isábena y se asciende de nuevo a la pequeña localidad de Alins. Con excelentes vistas, la ruta alcanza las proximidades de la borda Ariño, lugar donde nuestro sendero GR 17 abandona el GR 15 y enlaza con el GR 18.1. Tras vadear el río Blanco la ruta se adentra en el espectacular congosto de Obarra, labrado por el río Isábena entre las estribaciones de las sierras de Sis y la del Turbón. Tras alcanzar la Portella o paso de La Croqueta, desde donde se obtienen unas vistas privilegiadas sobre el conjunto monástico de Obarra y el valle del Isábena, el camino llega a la localidad de Ballabriga, antesala del monumental monasterio románico de Obarra.

GR17. Monasterio de Obarra. Foto: Diputación de Huesca

Etapa 4. Monasterio de Obarra/Roda de Isábena (22,9 km) Esta etapa transcurre siempre próxima a la margen izquierda del río Isábena. Discurre por localidades donde abundan diferentes muestras de románico ribagorzano: iglesias, ermitas y, especialmente, la monumental Roda de Isábena. El tramo comienza la subida por el milenario camino peatonal que lleva a Calvera. Desde este pueblo se llega a Morens. Tras alcanzar Beranuy, el sendero alterna pista y camino hasta alcanzar la población de Pardinella y continúa hacia Serraduy, visitando los restos de la ermita románica de Fornons. El sendero prosigue hasta adentrarse en La Puebla de Roda, cruzando el río por su majestuoso puente medieval. Desde La Puebla, el GR 17 afrontará un último repecho para llegar a la monumental localidad de Roda de Isábena y su magnífica catedral.

Etapa 5. Roda de Isábena/Capella (21,7 km.) Recorre el fondo del valle del río Isábena hasta llegar a Capella y su magní­fico puente románico. En sus primeros metros desciende por un bien conservado camino peatonal que lleva al espectacular puente medieval de Roda de Isábena. El GR 17 prosigue por la cañada real de La Portella y alcanza el puente de La Colomina. Cambiando de margen, el sendero toma la estrecha carretera que se aproxima a la casa La Mazana, momento en que deja el asfalto y baja hasta las orillas del río Isábena. Desde allí, aprovechando tramos de pistas forestales y caminos de herradura, que discurren cerca del ancho cauce del Isábena, se llega a la pequeña localidad de El Soler.

GR17. Cartel a la entrada de Graus. Foto: Diputación de Huesca
GR17. Carteles en Graus. Foto: Diputación de Huesca
GR17. El camino a su paso por Capella. Foto: Diputación de Huesca

Etapa 6. Capella/Graus/La Puebla de Castro (17,1 km.) Tras cruzar el puente medieval de Capella, el GR 17 prosigue su trayecto ligado al del GR 1 Sendero Histórico. Por medio de un camino peatonal se corona el pequeño altozano donde se emplaza el despoblado de Portaspana. Una pista forestal pierde altura suavemente hasta llegar al punto donde el GR 17 se separa del GR 1 en dirección a la pasarela peatonal del Isábena. Al llegar a Graus atraviesa su casco histórico, pasando por su monumental plaza Mayor, tomando luego el andador/carril bici que discurre junto a la carretera nacional hasta alcanzar el cementerio. Allí, el GR 17 comienza un fuerte ascenso hasta la Collada Torrellón y baja a la carretera a Secastilla. Desde ese punto, el GR 17 toma una pista agrícola que, pasando junto al curioso lavadero de La Huerta, conduce hasta la localidad de La Puebla de Castro.

Etapa 7. La Puebla de Castro/El Grado (11,7 km.) Para llegar a El Grado, el GR 17 pasa a ser un camino peatonal que, atravesando la partida de El Plano, llega a Ubiergo. Prosigue por un viejo camino que conduce hasta el despoblado de Bolturina. Desde allí, se continúa hasta el paraje conocido como La Collada, por donde discurre la carretera a Torreciudad. Continúa el camino peatonal que se desarrolla por la ladera oeste de la Peña Solans hasta llegar a la entrada al Santuario de Torreciudad. Desde Torreciudad, el GR 17 comienza a descender hacia El Grado con espectaculares vistas del embalse y del valle del Cinca y, pasando junto a la presa de El Grado, termina llegando al Barrio del Cinca, zona se servicios de la localidad de El Grado.

GR17. Los caminos han sido cuidadosamente acondicionados y señalizados. Foto: Diputación de Huesca

Etapa 8. El Grado/Barbastro (18,1 km.) El sendero se desvía por una pista agrícola que terminará llegando de nuevo a la carretera. Cruzando el barranco Los Ariños por el puente de la carretera, el sendero toma la pista que sube a la ermita de San Martín. Desde allí, una pista forestal y un tramo de camino peatonal darán paso al límite municipal de Hoz y Costean. Una sucesión de pistas y caminos peatonales, entre bosquetes y cultivos agrícolas, llevan a la localidad de Costean, anclada en un fotogénico promontorio. Tras cruzar el barranco Ariño de Cregenzán, un tramo de camino de herradura corona el último altozano que dará paso a Barbastro. Desde allí, el sendero, ‑anqueado por cultivos de vides y olivos, conduce en suave bajada hasta la entrada al casco urbano de Barbastro.

Etapa 9. Barbastro/Berbegal (20,5 km.) Para llegar a Berbegal, la última etapa del GR17 comienza tomando el viejo camino al monasterio de El Pueyo. Desde la base del altozano, una derivación del GR 17 permite acceder al monasterio siguiendo la pista que le da acceso. Tras visitar el santuario y disfrutar de las excelentes panorámicas desde el alto del promontorio de El Pueyo, el GR 17 continúa en dirección a Berbegal. Tomando la cañada real a Berbegal, se cruza la carretera N-240 y el puente sobre la autovía A-22. Tras atravesar un árido y pintoresco paisaje estepario de yesos y campos de cereal, el sendero GR 17 sobrepasa las partidas de Viarz y de Montearruego y, entre campos de regadío, el GR 17 "Vía Arán-Pirineos" termina su trazado adentrándose en la localidad de Berbegal, punto de enlace con el ramal del Camino de Santiago catalán que viene de Monserrat.

Visita: www.senderosfam.es
 
Ocio y Cultura

Habrá Ciclo de Introducción a la Música en 2021

(Redaragon)
02/12/2020 - 11:41 h.
0 comentarios

El Auditorio de Zaragoza programa la 41 edición pese a la limitación de aforos y las trabas por el virus

XLI Ciclo de Introducción a la Música 2020 - Conciertos para una mañana de domingo

La pandemia no va a impedir que el Auditorio de Zaragoza siga siendo el principal canal de difusión de la música clásica entre el gran público de la comunidad. Un año más, y ya van 41, el ayuntamiento ha programado una nueva edición del Ciclo de Introducción a la Música, que se celebrará todos los domingos de los meses de enero, febrero y marzo del 2021 a las 11:30 horas. La crisis sanitaria no ha reducido la cifra de conciertos pero la asistencia se desplomará de forma obligada por las limitaciones de aforo impuestas desde el Ejecutivo autonómico. Así, el Auditorio habilitará una capacidad máxima de unas 500 butacas frente a las 2.000 de los años anteriores, cuando la asistencia media al ciclo rondaba las 1.750 personas.

Con esta limitación de aforo del 25%, está previsto poner a la venta solo 400 abonos para todo el ciclo, mientras que en las taquillas del Auditorio saldrán cien entradas sueltas. Si la situación sanitaria sigue mejorando y el Gobierno de Aragón autoriza en las próximas fechas un mayor aforo se pondrán a la venta más entradas. Los abonos estarán disponibles desde este viernes 4 de diciembre hasta el martes 29 de diciembre, y las entradas para cada concierto a partir del miércoles 30 de diciembre. Todas ellas podrán adquirirse en las taquillas del Auditorio en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas, así como en comprarentradas.zaragoza.es.

Como es habitual, los Conciertos para una mañana de domingo abordarán casi todos los géneros para acercar la música clásica a todos los ciudadanos. El ciclo incluye este año programas novedosos, como la Joven Orquesta y Coro de Bandas Sonoras, que interpretará música de cine infantil, o el Carmina Burana que cerrará esta edición con una versión todavía no escuchada en el Auditorio de la obra de Carl Orf . También participará el Orfeón Donostiarra. La programación arrancará el 3 de enero con el Primer Concierto del Año, a cargo de la Orquesta de Cámara de la Sinfónica Ciudad de Zaragoza y Caleidoscopio Teatro, con valses, danzas del mundo y muchas sorpresas.

Conciertos

 
Secciones
Últimas entradas
Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Covid-19

Covid-19

La actualidad en torno a la crisis sanitaria en El Periódico de Aragón.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.

Excelencia Turística

Excelencia turística

RedAragon concede en este 2021 por séptimo año consecutivo sus "Sellos de Excelencia Turística en Aragón".