Fiestas de Huesca

Un arrollador Perera abre la Puerta Grande en la primera de feria

CARMELO MOYA (RedAragon)
11/08/2010 - 0:00 h.
0 comentarios

Enrique Ponce cortó una oreja y al diestro aragonés El Tato se la negó, demasiado cicatero, el palco.

Como una apisonadora. Firme, seguro y contundente, mandando en sus propios terrenos, Miguel Ángel Perera ofreció ayer su mejor versión. En el día grande de Huesca, Perera mostró los venerados dances locales: espadas, palo viejo, palo nuevo, cintas y el degollao.

Al final de la lidia al sexto acortó tanto las distancias, se dejó llegar tanto al toro, que el animal apoyó literalmente el cuerno derecho sobre el punto lila de su taleguilla. Era la culminación de un manejo que había comenzado llevando al toro largo mientras este tenía gas. En un pasaje por el pitón izquierdo le sopló una serie mecida, suave, como un hombre acostumbra acariciar a una mujer. O como los amigos de Zerolo se arriman a sus iguales (no me vaya a señalar doña Bibiana). Fue un instante en el que se pararon los relojes, en el que el tiempo se dormía, perezoso --¿pereroso?-y el toreo nacía de las muñecas con un son tan aterciopelado como rotundo. Al final quemó también fuegos artificiales para que aquello terminara de romper. Se atornilló al piso e hizo girar al toro en torno a sí a su merced. Y el palco no tuvo más remedio que sacar los dos pañuelos. Claro, la cosa había comenzado de rodillas al recibo, quitando de frente por detrás tras el tercio de varas y además había culminado con el hierro por arriba y de vez. Cosa diferente que en el primero, en el que todo quedó en un despojo auricular al caer la espada traserilla y perpendicular. Ahí el presidente Antonio Riva se hizo fuerte y se echó impertérrito la bronca al hombro. Razones tenía. Y aguante también.

A Ponce también le concedió una oreja en el primero, el mejor de toda la corrida. Un toro con presencia e inagotable y enclasado tranco. Un toro para soñarlo en manos de Morante o de Manzanares. Más en manos del valenciano, gran torero, máxima solvencia, indiscutible ciencia, quedó en lo que todos, cientos de muletazos aunque sin alma, sin arrebato. Porque hay toreros que son de partidarios y hay toreros que son de seguidores-

A su segundo, más escurridillo, lo mareó hasta la náusea en un desempeño tan insistente y largo como inútil. La sombra calló. Tanto como a la hora de recibir a un Tato que no fue tratado ni siquiera como cheposo (así llaman los oscenses a los zaragozanos). Ni una buena palabra ni una mala acción. Así hiere más la indiferencia hacia un torero reedificado sobre sí mismo que ayer se buscó de entre sus recuerdos para cambiar la imagen más populista que de él se recuerda y trocarla en un ejercicio íntimo de toreo. Quizá en su primero debió sacar al toro más allá de los terrenos próximos a toriles para despejar la incógnita de si quería trapo o no. Quizá debió en su segundo darle coba a las peñas localizando su faena bajo el solanar. Cierto es que los rodillazos finales y la estocada postrera sirvieron de reconciliación y cayó la oreja que también en su primero se había pedido.

Ayer, día del patrón, el ansiado cartel de "No hay localidades para hoy" fue sustituido por uno que aclaraba sin lugar a dudas que ninguno de los festejos será televisado. Cambean los tiempos compare, cambean.

Comentarios

Todavía no hay comentarios en Un arrollador Perera abre la Puerta Grande en la primera de feria.

Tu comentario

Regístrate para comentar, o Entra si ya estás registrado/a

Bogus Band, Míster Hyde y el circo, protagonistas de hoyEl blanco y verde gana al morado en las calles

Secciones
Últimas entradas
Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Covid-19

Covid-19

La actualidad en torno a la crisis sanitaria en El Periódico de Aragón.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.

Excelencia Turística

Excelencia turística

RedAragon concede en este 2020 por sexto año consecutivo sus "Sellos de Excelencia Turística en Aragón".