Gastronomía

Espumosos cumple 100 años llenando de sabor la vida de los zaragozanos

Las tapas y menús del local de paseo Sagasta son famosos en toda España

El Periódico de Aragón. Redaragon. 31/01/2020 - 14:05 h.
0 comentarios

 
Luis Chinorias y José Emilio Domínguez, encargado y propietario de Espumosos, respectivamente, con el alcalde Jorge Azcón. Foto: Nuria Soler

Esta semana se conmemoran los cien años de apertura de una las firmas de hostelería míticas en Zaragoza: Espumosos. Cualquier zaragozano tiene algún momento en su vida, recuerdo, evento celebrado o caña compartida con amigos en este bar, que no siempre estuvo en paseo de Sagasta pero que, sin duda, ésta es una de sus ubicaciones emblemáticas. De hecho el escritor Ramón J. Sénder lo cita en una de sus novelas: La quinta Julieta.

Aunque estos días se conmemora el centenario oficial de la apertura del local que se ubicó en Independencia, hay constancia de que hacia 1914 Hermenegildo Aguaviva, fabricante de gaseosas, espumosos y jarabes, abrió un local en el paseo de la Independencia de Zaragoza, con el nombre de Los Espumosos del Sifón Higiénico, auténtico precedente de los Espumosos inaugurados en 1936, poco antes de la guerra civil. El fundador fue Manuel Villuendas y dado lo precariedad de la época, las tapas se reducían a patatas fritas, aceitunas y anchoas. Durante la guerra los clientes sólo podían pedir refrescos y zarzaparrilla, mientras que la leche estaba prohibida al reservarse para los niños.

En 1982, ante la noticia de que el establecimiento se cierra, hay recogida de firmas y se colocan carteles, causando una pequeña revuelta popular. Por la ciudad circulaban las siguientes estrofas: "Oigan señores la historia triste de Los Espumosos, que para poner un banco, le han echado el cerrojo". El 21 de febrero de 1982 se trasladó al paseo de Sagasta, donde allí sigue hasta nuestros días, manteniendo el ambiente de tranquilidad y las mencionadas especialidades, eso sí, con una cocina más actualizada.

Sin embargo, aún tendría que suceder otro momento crítico en la centenaria historia del local para que su resurgimiento fuera definitivo y adquiriera su imagen actual. En el año 2009, su famosa cocina ardía de forma estrepitosa y los daños provocados pondrían al bar al borde de la desaparición, ya que los herederos de los fundadores tenian una edad bastante avanzada, casi a punto de jubilarse y decicieron ceder el testigo a nuevos inversores.

El renacer
Las tapas y una cuidada atención al cliente, señas de identidad de Espumosos. Foto: Toño Calvo.
Origen de Espumosos y Espumosos Sagasta, en la actualidad. Foto: Rafael Castillejos.

Y así fue como Espumosos llegó a la vida de Emilio Domínguez. El empresario ya conocía el bar desde su infancia: "Cuando yo tenía 5 o 6 años, mi abuelo, los domingos, me llevaba a los Espumosos de Independencia. Íbamos al final de la barra, yo me sentaba con él sobre un radiador que había y me pedía un refresco y unos calamares. Era un momento especial. Luego, el destino, porque creo que fue el destino, quiso que este local emblemático se cruzara en nuestro camino, cuando Espumosos sufrió un incendio y entró a formar parte de nuestras vidas". Este establecimento, además de formar parte de los recuerdos de los actuales propietarios, está relacionado con hasta 20 familias que de uno u otro modo tienen o han tenido relación con él. Cuando después del incendio se reabrió en paseo Sagasta, los antiguos proveedores fueron a solicitar trabajo al mismo para seguir llevando sus productos y ofreciendo su servicio a Espumosos.

Este bar-restaurante es un icono en la hostelería zaragozana y sus elaborados platos tienen fama incluso fuera de la ciudad. Si al principio sus gambas rebozadas, su ensaladilla rusa y su cerveza con jarabe de limón (fue uno de los primeros en montar un serpentín para que la cerveza se sirviera a baja temperatura), eran las exquisiteces más demandadas, hoy en día la carta es amplia y variada e incluyen raciones, tapas y menús para para todos los gustos y ocasiones.

Aromas y sabores de siempre pueden disfrutarse en Espumosos Sagasta donde clientes de todas las edades comparten momentos en el desayuno, tomando un tentenpié a media mañana o celebrando sus eventos con comidas y cenas que siempre son inolvidables. En resumen, un negocio familiar que a pesar de la crisis ha sabido mantenerse activo, con una clientela siempre fiel que le ha llevado a expandirse por otros rincones de la ciudad en forma de franquicia. Eso sí, sin perder su esencia, apostando por la calidad de sus productos, un cuidado servicio de atención al cliente y un inmenso respeto por los alimentos y recetas tradicionales.

Más noticias de Gastronomía

 
 
Comentarios

Todavía no hay comentarios en Espumosos cumple 100 años llenando de sabor la vida de los zaragozanos.

Tu comentario

Regístrate para comentar, o Entra si ya estás registrado/a

¿Quieres recibir estas noticias por email?

Puedes suscribirte a nuestro boletín de gastronomía y recibirlo todas las semanas por correo electrónico.

Destacamos

Restaurantes

La guía de restaurantes más completa de Aragón. En cada ficha además podrás consultar las opiniones de los usuarios.

Recetas

Guía de recetas de nuestra comunidad y de nuestros usuarios. Puedes buscarlos por tipo, texto... y enviarnos tus recetas.

Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Covid-19

Covid-19

La actualidad en torno a la crisis sanitaria en El Periódico de Aragón.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.

Excelencia Turística

Excelencia turística

RedAragon concede en este 2020 por sexto año consecutivo sus "Sellos de Excelencia Turística en Aragón".