1. Por Cines

2. Por Película

 

Crítica de cine de
El viaje de Chihiro

Crítica de (El Periódico)

Cartel de la pelicula El viaje de Chihiro

Director: Hayao Miyazaki

Interpretes: Animación

Hayao Miyazaki no es sólo un mago de la animación. Es un constructor de mundos mejores y de fantasías legendarias, un cronista de la nostalgia que rechaza el materialismo de la sociedad moderna y apuesta por el humanismo y el ecologismo. Nadie como él evoca la moralidad fantasmagórica y cambiante de los sueños, esa capacidad fascinante y aterradora de que algo aparentemente bueno se convierta en malo. Miyazaki es un maestro placentero a la vista, fluido en la acción, claro en los contornos, pictórico en el uso del color y la sombra y mítico en la narración, que para eso, reticente a los ordenadores, dibuja miles de frames con sus propias manos.

El viaje de Chihiro obtuvo el Oso de Oro en la pasada Berlinale y pasa por ser la película más popular de la historia de Japón y la que más yenes ha dado. Básicamente, porque se aleja de casi todo lo que el espectador de cine --freaks del anime aparte-- haya visto nunca. Miyazaki combina aquí la mirada íntima de clásicos pretéritos de su filmografía, como Mi vecino Totoro, con el esplendor visual y la épica narrativa de su gran éxito La princesa Mononoke. No esperen en el cine de Miyazaki el tono chistoso y vocacionalmente cartoonesco de sus primos de la Disney. Lo suyo es otra cosa.

UN VIAJE DE ENSUEÑO Su última película es un viaje, en el sentido literal, en el metafórico y en el lisérgico. Se trata de la odisea de una chica en un mundo de espíritus para rescatar a sus padres, quienes, a la manera típica del adulto idiota, transitan carreteras que no deberían transitar, comen comida que no deberían comer y acaban convertidos en cerdos. La premisa es, como de costumbre, una excusa que le sirve al maestro nipón para dejar volar su imaginación, para reformular elementos de la mitología de oriente y occidente; de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll; de la Odisea homérica; del reino de Oz; de El castillo encantado, de Edith Nesbit; y de mil referencias más.

El gran encanto de El viaje de Chihiro radica en su capacidad para transportar al espectador a su terreno, un mundo de pura maravilla. El personaje del título es una niña de 10 años que se verá enfrentada a una alucinada aventura durante la que Miyazaki la obligará a aprender cuatro valiosas lecciones acerca de coraje, amor y madurez, aunque el espectador no se verá empachado de azúcar a causa de ello.

Conocemos a Chihiro en el coche familiar, de camino a una nueva casa, a una nueva escuela y a una nueva vida ante las que sólo puede mostrarse apática. En un momento del camino, el coche toma un desvío por el bosque y acaban frente a un grupo de edificaciones que papá identifica como un parque temático abandonado. Ante las protestas de la niña, sus padres se ponen a husmear el lugar y encuentran un restaurante. No hay encargado, pero sí un montón de bandejas llenas de comida caliente. Incapaces de reprimir su apetito, los dos adultos empiezan a tragar. Poco imaginan que al rato se habrán convertido en un par de hermosos marranos, y que al caer la noche el lugar se revela habitado de oscuros espíritus, y que Chihiro, sola y atrapada, es allí persona non grata.

Por fortuna, la niña caerá en las buenas manos de un chico llamado Haku, que se convierte en su manual de supervivencia. El cuartel general de este mundo de las sombras es una casa de baños poblada por una epatante galería de dragones mutantes, apestosos dioses fluviales, espectros enmascarados, ancianos hombres-araña y ranas parlantes. Preside el lugar Yubaba, una bruja de cabeza enorme y cuerpo raquítico, que tiraniza a todo dios y que mima sin mesura a su inmenso bebé gritón. Además, tiene el desconcertante hábito de convertirse en murciélago y darse unos paseos aéreos. Chihiro deberá hacerse con un empleo allí si quiere sobrevivir y si aspira a devolver a sus padres su humana condición antes de que sean convertidos en productos Campofrío.

MARAVILLAS ANIMADAS Chihiro no sabe en qué o quién confiar. Pero pronto comprobará que toda esta fauna resulta mucho más entrañable que amenazante. La mitología japonesa a menudo utiliza los cambios de forma, en los que los cuerpos se revelan como meras fachadas. Miyazaki se sirve de ello para llevar a cabo maravillas de gran sofisticación imaginativa. El viaje de Chihiro sólo plantea una duda. ¿A quién va dirigida? No está claro que la frágil paciencia de un niño sea capaz de soportar dos horas de película y una compleja narración poblada de criaturas extrañas y horrorosas. La chavalería más resistente obtendrá sutiles enseñanzas acerca de la importancia de conocerse a uno mismo, de la corrupta naturaleza de la avaricia y de las enormes ventajas que supone tener fe. Además, posee un aire mágico reminiscente de los Hermanos Grimm, lo que significa que los niños pueden convertirse en dragones y los espíritus malignos siempre cumplen su palabra.

Ahora bien, Miyazaki no etiqueta facilonamente a sus criaturas como buenas o malas. El cineasta recurre a esta oposición y otras varias para mostrarnos qué breve es la distancia que separa los polos. El viaje de Chihiro es un filme tan narcótico que, tarde o temprano, usted empezará a sospechar que se ha dormido y está soñando, puesto que el lenguaje de Miyazaki tiene más del arbitrario simbolismo del sueño que de lo que habitualmente vemos en una pantalla. Pero en última instancia, la poética imaginería, la ácida fantasía, las piruetas sin red de la narrativa, le convencerán de que no está durmiendo. Sólo los sueños de Miyazaki son tan asombrosos.

Ver cines y horarios

Crítica de películas en cartelera
Boletín estrenos
Puedes suscribirte a nuestro boletín de estrenos y recibirlo todos los viernes por correo electrónico.
Más información..

Más cine
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Cartelera de cine Zaragoza, Huesca y Teruel.

Conciertos en Aragón

Conciertos

Agenda de conciertos en Zaragoza y otras capitales de Aragón. La música que viene.

Revista RedAragon

Revista RedAragon

Ya puedes descargar el número 35 de la revista RedAragon con la agenda cultural de noviembre.

Festivales de Aragón

Festivales de Aragón

Octubre y noviembre nos traen Escena Zuera, los festivales de Jazz y de Cine de Zaragoza, Rasmia! de poesía...

Agenda de gastronomía

Agenda de gastronomía

Jornadas, cursos, degustaciones, catas, talleres infantiles y otras actividades en torno a la gastronomía.

Agenda infantil

Agenda infantil

Agenda de actividades para toda la familia en Zaragoza, Huesca y Teruel.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.