Ocio y Cultura

Cierre combativo y con sabor magrebí en Pirineos Sur

Javier Losilla (El Periódico de Aragón). Redaragon. 28/07/2014 - 8:52 h.
0 comentarios

 

Zebda en Lanuza. Foto: Jorge Fuembuena
Zebda en Lanuza. Foto: Jorge Fuembuena

Zebda, de Toulouse, formación mestiza y combativa que inició su carrera a mediados de los años 80, cerró el sábado los conciertos de Lanuza de la vigésimo tercera edición del Festival Pirineos Sur. Zebda, grupo formado por músicos franceses y de origen magrebí, hizo un largo paréntesis en su trayectoria en 2003, pero unos años más tarde regresó a los escenarios. Ahora, a punto de editar disco nuevo, quiere revalidar la energía de sus conciertos de antaño con canciones emblemáticas de su repertorio (Le bruit et l'odeur, On chez nous, Mon pere m'a dit, Ma rue, Oulalaradime, Tomber le chemise..), piezas algo más recientes, alguna versión (Rub a dub) y un par de composiciones nuevas.

Con la misma actitud de compromiso con la que nació, un sonido más rockero y en ocasiones algo verbenero, y muchas ganas de revalidar el éxito que obtuvo en su primera visita a Pirineos Sur hace 14 años, Zebda organizó el sábado un concierto que, declaraciones e intenciones al margen, tuvo su mejor expresión en su recta final (Ma rue, Oulalaradime, Tomber le chemise, Motives...), admitiendo que hubo momentos poderosos a lo largo de toda la actuación (L'accent, Y'a pas de arrangement...) Comentarios hubo, al final de la presentación de Zebda que intentaron establecer comparaciones entre los de Toulouse y Manu Chao, también apóstol del compromiso, a favor de los primeros. Todas las comparaciones son odiosas, y uno, personalmente, no está entre los incondicionales de Chao, pero los datos cantan: Manu llenó (o casi) Lanuza hace dos años, y Zebda solo atrajo el sábado a poco más de un millar de espectadores; Manu, cantando y sin casi mediar palabra, enloqueció a los espectadores; Zebda necesita de no poca palabrería para apoyar el mensaje de sus canciones...

La velada la abrió el proyecto 14 KM, coproducción de los festivales Pirineos Sur y Boulevard, de Casablanca. Los zaragozanos Momo (rapero), Gordo del Funk (DJ) y Moncher (guitarra eléctrica y trombón) por parte española, y Khalid Moukdar (voz), Hassan Krifa (percusión) y Anas Chlih (guitarra e instrumentos de cuerdas tradicionales) por parte marroquí dan vida al encuentro. En su haber hay que anotar la voluntad de alejarse de una formación de hip hop al uso, instrumentación y mezcla sonora, y en el debe, algunas construcciones demasiado previsibles y una cierta carencia de unidad en el conjunto de la propuesta, que no obstante suena en general con brío y con interés si se la juzga por partes. Notable fue el homenaje que tributó a Paco de Lucía, fallecido este año, y al cantante y tocador de outar marroquí Mohamed Rouicha, desaparecido en 2012.

Balance del festival

El concierto de Amaral, con más de tres mil espectadores, ha sido la gran actuación del Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur (al menos la más numerosa), y por cuyo escenario de Lanuza han pasado algo más de 8.000 personas. A esos hay que sumar todos los espectadores que han acudido a los conciertos gratuitos de Sallent de Gállego y al resto de actividades de la cita pirenaica. El director del festival, Luis Calvo; y la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Lourdes Arruebo de Lope, realizaron un balance de la vigesimotercera edición del festival más consolidado de Aragón.

Si 3.000 personas estuvieron en el concierto de Amaral, 1.500 disfrutaron del de Soleá Morente y Mala Rodríguez y 1.200 del de Carmen París e Imelda May. Suzanne Vega y Melissa Laveaux congregaron a 1.000 personas; Esperanza Fernández y Concha Buika a 800 y Marinah y Wunmi a 500. A ellos hay que sumar los 1.000 de anoche de Zebda y el proyecto 14 KM.

Junto a los grandes conciertos de Lanuza, Calvo quiso destacar "las sorpresas de varios de los conciertos presentación de nuevos artistas como Ester Rada, Wunmi, Melissa Laveaux o Sofia Viola, una de las razones de ser de Pirineos Sur". Y es que el escenario de Sallent acogió a más de mil asistentes en varios de los conciertos, completando la lista de artistas con la rotundidad de cantantes como Martirio u Oy. Lourdes Arruebo señaló que el balance de este año no puede ser más positivo: "Tenemos un gran público que ha ido creciendo con Pirineos Sur. Quiero agradecer a Luis Calvo y a todo su equipo por todo este intenso trabajo que se lleva a cabo para que después de veintitrés años sigamos aquí. Contamos con profesionales de distintas ramas --cultura, educación e incluso política-- que trabajamos para hacer que el mundo sea un poco mejor", reivindicó.

Más noticias de Ocio y Cultura

 
 
Comentarios

Todavía no hay comentarios en Cierre combativo y con sabor magrebí en Pirineos Sur.

Tu comentario

Regístrate para comentar, o Entra si ya estás registrado/a

 
Festivales de Aragón
Celebrados en 2020
Celebrados en 2019

Escenarios culturales de referencia

Salas de conciertos
Teatros
Pabellones y grandes escenarios
Centros culturales
Otros escenarios
Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Covid-19

Covid-19

La actualidad en torno a la crisis sanitaria en El Periódico de Aragón.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.

Excelencia Turística

Excelencia turística

RedAragon concede en este 2020 por sexto año consecutivo sus "Sellos de Excelencia Turística en Aragón".