Ocio y Cultura

Teatro Arbolé: el oficio de titiritero

Charlamos con Esteban Villarrocha, gerente y productor de Teatro Arbolé, una compañía que lleva casi cuatro décadas reinventando y dando a conocer por todo el mundo uno de los oficios más bonitos

Laura Latorre Molins. Redaragon. 03/01/2018 - 12:17 h.
0 comentarios

 
Azucena Roda y Esteban Villarrocha en el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)
Azucena Roda y Esteban Villarrocha nos enseñaron el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)
Azucena Roda y Esteban Villarrocha nos enseñaron el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)
Azucena Roda y Esteban Villarrocha nos enseñaron el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)
Azucena Roda y Esteban Villarrocha nos enseñaron el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)
Azucena Roda y Esteban Villarrocha nos enseñaron el taller de Teatro Arbolé. Foto: Fabián Simón)

De mesa, de sombra, de guante o cachiporra, de hilo... los títeres son la cara más reconocible de Teatro Arbolé, que cuenta en su haber con alrededor de 350 muñecos que, en sus 38 años de trayectoria, han contado historias para la fascinación de miles de niños. Todos ellos, junto al resto de elementos escénicos, se fabrican en el propio taller de Arbolé. "Los primeros títeres los hacíamos de materiales efímeros y se fueron perdiendo", nos comenta Esteban Villarrocha, gerente y productor de Teatro Arbolé. El proceso de creación es "como en el teatro: creas un personaje con unas características y, en base a ello, construyes el títere", teniendo en cuenta el tipo de historia que va a protagonizar. Por ejemplo "el de guante es el menos expresivo y cuando construyes un diálogo para él sabes que no puede tener parlamentos largos". Conforme más se va aprendiendo el oficio "más capacidad se tiene para dar vida, con las manos, a cualquier objeto: desde un cartón hasta un calcetín, pasando por un manojo de llaves". Al menos, eso afirma Villarrocha que defiende que "sería una estupidez buscar el títere perfecto".

Los lectores de RedAragon seguro que conocen a Pelegrín, su títere de cachiporra más famoso, gamberro y baturro que lleva décadas haciendo reír a los más pequeños. "Los niños se creen a Pelegrín, ellos no diferencian la verdad de la mentira y no ven que eso sea un muñeco". Precisamente, una de las anécdotas más divertidas que atesoran en Arbolé es la de aquella niña que al finalizar una función miró al titiritero que había estado manejando a todos los muñecos durante el espectáculo y le preguntó: '¿tú qué has hecho en la obra?'. "Esa es la grandeza de este oficio", opina Esteban Villarrocha.

A él le preocupa que ahora los niños "empiezan su adolescencia antes, equivocadamente" y eso viene acompañado por "un cambio del modelo de ocio, que no lo han cambiado los niños, sino la sociedad comercial". Antes, se accedía a la cultura "como algo fundamental que nos igualaba a los de arriba: adquirir conocimiento, la cultura, el aprendizaje eran las maneras de romper las clases sociales. Ahora es el dinero, la posesión de propiedades. Estamos atormentando a los niños". Esteban también se lamenta de que se ha perdido "el derecho al aburrimiento" en la infancia, que "era básico, pues con él venía el desarrollo de la imaginación".

A pesar de todo "un niño, siempre es un niño, tienen la mirada limpia y carecen de prejuicios. Los niños son la verdad. Sigo emocionándome cuando los veo señalando a Pelegrín. Esa mirada limpia siguiéndole me parece fantástico. Y veo eso mismo en América Latina, en Corea, en Italia...". Y es que la compañía ha llevado sus espectáculos por medio mundo. "Cuando trabajas con niños la diferencia que notas es quién tiene la barriga llena y quién la tiene vacía. Los niños de todo el mundo, cuando son felices y les apasiona algo ríen, aplauden, bailan y las diferencias son las de dinero". "Arbolé nos ha permitido viajar, comer, domir y beber, con lo cual el ciclo de la vida está completo. Nos ha permitido las cosas básicas. ¿Qué más le puedo pedir yo? Hemos construido una manera de vivir: jamás sospeché que los muñecos iban a darme de comer toda la vida", nos comenta entre risas Esteban.

Al principio, "en Arbolé huíamos de los cuentos clásicos y ahora tenemos una retahíla ya que descubrimos que los clásicos son universales porque cuentan cosas fundamentales... El mejor cuento para hablar de la diferencia es el Patito feo de Hans Christian Andersen y para el esfuerzo personal, no hay mejor ejemplo que Los tres cerditos". En Arbolé apuestan, además, por hablar a los niños, mediente el teatro, de temas considerados tabú y de los que no se les suele hablar, tales como la muerte, la violencia o la guerra. "Hay que hablarles de temas como la homosexualidad con tranquilidad, el teatro ayuda a buscar la normalidad", asegura el gerente de Arbolé que también nos puntualiza "se identifica mucho títeres con niños cuando los títeres también son para adultos".

La construcción de un oficio
Teatro Arbolé de Zaragoza. Foto: Fabián Simón)
En el vestíbulo de entrada nos recibe la librería. Foto: Fabián Simón)
En el vestíbulo de entrada nos recibe la librería. Foto: Fabián Simón)
Esteban Villarrocha con Pelegrín. Foto: Fabián Simón)
Teatro Arbolé de Zaragoza.  Foto: Fabián Simón)
El pasillo de acceso a la sala se utiliza para mostrar exposiciones temporales. Foto: Fabián Simón)
En el vestíbulo de entrada nos recibe la librería. Foto: Fabián Simón)
38 años de recuerdos. Foto: Fabián Simón)
Teatro Arbolé de Zaragoza. Foto: Fabián Simón)

"Nuestro mayor logro en estos 38 años ha sido construir un oficio". Un oficio que en los años setenta estaba perdido en el recuerdo y se limitaba a algo marginal y ambulante y que desde Arbolé querían utilizar como herramienta didáctica. "Ahora somos titiriteros y personas respetadas. Hemos pasado de hippies a la patronal, un cambio radical, pero seguimos teniendo ese sentimiento ácrata". Los titiriteros, nos explica Villarrocha, al contrario que los actores, no tienen glamour puesto que son de los pocos que han conseguido "meterles el dedo en el culo a los reyes, princesas, condes y condesas. Cosa que los actores no hacen". Afirma divertido que eso les da "una cierta libertad a la hora de enfrentarte al poder. Esa falta de glamour nos hace ser más conscientes de la realidad (...) Hay dos cosas en el mundo del títere que no se pueden perder: reivindicar el hecho de que somos artesanos y la mala fama que nos puso Cervantes en El Licenciado Vidriera. Yo quiero conservar eso", finaliza entre risas.

Mucho más que títeres

Pero, además de crear sus propios espectáculos y llevarlos por diferentes países, la compañía de Arbolé, formada por 14 personas, también se encarga de la programación y producción de las obras que traen a su teatro. Desde 1983 dedican parte de sus esfuerzos a la investigación y la publicación. "Decidimos publicar las obras de títeres de nuestros amigos y poco a poco fuimos creciendo". No en vano publican la única colección de Autores Contemporáneos Aragoneses Dramáticos de Aragón: "nunca nos lo hemos planteado como un negocio sino como salvación de un patrimonio pues "a veces abandonamos el verdadero patrimonio que se está haciendo en nuestra tierra".

Una de las actividades que organizan desde hace 27 años son las campañas escolares que atraen entre 11.000 y 12.000 escolares por curso. "Es una media potente pero ha habido años mejores". Al final, explica, el grueso de la gente que acude a Teatro Arbolé, proviene de esta campaña con escolares que "no se ve, ni sale en prensa, pero es una parte de nuestro trabajo de la que estamos contentos".

Además, desde 2009, Teatro Arbolé cuenta con una escuela de teatro que recibe cada curso alrededor de 70 niños que, de octubre a junio, acuden cada sábado a aprender la magia del teatro. Se trata de hacer "juego dramático: los niños acaban montando una obra que han escrito ellos o un texto elegido por ellos", explica Villarrocha y durante las sesiones se tratan temas como la solidaridad, la igualdad, la tolerancia y otros valores universales. La intención siempre ha sido "cambiar el comportamiento social de los alumnos. Realmente, es una escuela de espectadores, hacen teatro y ven teatro, que es lo bueno para formarse y eso es muy importante", comenta el gerente de Arbolé.

"Antes era más defensor del títere como especificidad, ahora pienso que es una parte del teatro". A aquellos que piensen que el teatro desaparecer, les responde que es mentira: "No desaparecerá nunca porque es una relación que se hace en directo. Mientras haya una persona que quiera contar una historia y otra quiera escucharla, habrá teatro. No hay más misterio, y lo mismo pasa con los títeres", finaliza.

Laura Latorre es graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza. Ha trabajado en la sección de Cultura de El Periódico de Aragón y ahora colabora en RedAragón y en Zero Grados. Se define como lectora y escritora vocacional y melómana

 Otros artículos de Laura Latorre en RedAragon:

Visita: www.teatroarbole.es

Más noticias de Ocio y Cultura

 
 
Comentarios

Todavía no hay comentarios en Teatro Arbolé: el oficio de titiritero.

Tu comentario

Regístrate para comentar, o Entra si ya estás registrado/a

 
Festivales de Verano en Aragón 2017
Festivales de Verano 2016

Escenarios culturales de referencia

Salas de conciertos
Teatros
Pabellones y grandes escenarios
Centros culturales
Otros escenarios
Archivo
 
 
   

Más contenidos destacados en RedAragon

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Cartelera de cine Zaragoza, Huesca y Teruel.
Festival Aragón Negro 2018

Festival Aragón Negro 2018

Del 13 al 31 de enero más de 200 actividades en torno a la novela y el cine negro se reparten por 16 localidades de todo Aragón.
Revista RedAragon

Revista RedAragon

Ya puedes descargar el número 15 de la revista RedAragon con la agenda cultural del mes de enero
Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.
25 Experiencias Turísticas en Aragón en 2017

Experiencias Turísticas en Aragón de 2017

25 originales experiencias para disfrutar de otra manera de los paisajes y patrimonio de la comunidad aragonesa
Agenda infantil

Agenda infantil

Títeres, cuentacuentos, talleres y otras actividades para toda la familia en Zaragoza, Huesca y Teruel

Disfruta de Zaragoza: actividades para hacer con niños

En Zaragoza existen numerosos lugares para que los más pequeños de la casa se diviertan y aprendan del medio que les rodea
Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón