Ocio y Cultura

Eduardo Viñuales: un pirineísta contemporáneo

El zaragozano acaba de publicar su último libro '365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido'

Ricardo Martí. 03/04/2019 - 18:33 h.
0 comentarios

 
Eduardo Viñuales con sus prismáticos en lo alto del Cañón de Ordesa

Eduardo Viñuales Cobos es muchas cosas a la vez. Escritor, montañero, fotógrafo, naturalista de campo, periodista, ecologista, pirineísta... Su punto en común es el amor por la montaña aragonesa. Todo ello lo ha plasmado en su medio centenar de libros. Con 47 años este zaragozano sigue creciendo como creador de emociones que transmite a todos los apasionados de la naturaleza. Éso se refleja en su último libro: 365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

- ¿Cómo se gestó su último libro 365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido?

- Nace de una idea que tenía desde hace muchos años. Me gusta seguir el devenir de la naturaleza, los pequeños acontecimientos que no son noticia y que no salen en los periódicos o los telediarios pero que nos alimentan el alma a muchos naturalistas y montañeros. Esos acontecimientos nunca habían sido recogidos en un libro sobre el Parque Nacional de Ordesa, desde el 1 de enero al 31 de diciembre.

- ¿Qué contenidos tiene el libro?

- He recogido no solo el paisaje, sino la fauna y la flora. La climatología está muy presente. También están los ciclos humanos vinculados con la naturaleza, la siega de la hierba, cuando los rebaños suben al Puerto de Góriz o son empujados a la tierra llana... También las festividades como son el carnaval o el palotiau de Torla.

- ¿Qué balance hace del postcentenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido?

- La gestión de Ordesa es bastante buena hace muchos años, desde que lo llevaba el Estado. Es un sitio que se ha cuidado con mucho mimo y ha sido el espacio estrella en inversiones, que se han cortado con la crisis en los últimos años. Aparte de invertir en municipios hay que hacerlo en temas de la conservación de la naturaleza. Harían falta depuradoras en los municipios del entorno, regular el acceso a ciertos lugares como el cañón de Añisclo. El colofón excelso del centenario hubiera sido la ampliación del parque, que a nivel institucional no se ha pedido. Tan solo desde grupos ecologistas o científicos.

- ¿Por qué hay tanta dificultad para la ampliación?

- A veces la protección de la naturaleza se ha visto como una cortapisa hacia ciertas actividades. Los beneficios superarían con creces a los perjuicios. Los parques actualmente tienen de 30.000 a 50.000 hectáreas de extensión como Picos de Europa, Cabrera, Sierra Nevada o Doñana. Ordesa tiene 15.600 hectáreas y es un parque nacional pequeño. El entorno de Bujaruelo, la Pardina del Señor, La Munia, Barrosa o Gistain no desmeceren la máxima categoría de protección. Si se ampliara, las inversiones se tendrían que aumentar y revertirían en forma de turismo sostenible. Estos lugares los blindaríamos más de cara a alguna posible amenaza en el futuro.

En la cima del Moncayo

- ¿Cual es su lugar preferido de la naturaleza aragonesa?

- El Moncayo junto a Ordesa. El techo de Zaragoza lo habré subido una veintena de veces. Mi primer pico fue el Moncayo con ocho años. Mi madre era de Tarazona y siempre fuimos a esta montaña. Era verano y mis padres veraneaban en el santuario. A mitad de subida le dije a mi padre que no podía más, que me cansaba. Pero me indicó que tomara chocolate porque me daría energía. Era todo psicológico porque me puse las pilas. Bajé tan lanzado que dejé por detrás a mi padre. Pero lo estaban bajando entre dos porque había sufrido una lesión.

- ¿Qué tipo de libro le gusta más escribir?

- Depende de la editorial, las colecciones, el formato… He hecho de todo, desde un cuento para niños de Ordesa con dibujos, un libro de viajes con Antón Castro o el último que es más fotográfico. Cada uno tiene su personalidad y un punto en común: el amor a la naturaleza y la montaña. No querría que mis libros sirvieran para hacer desmanes o que la gente los mal usara para tirar basura o que sucedan cosas como en el Salto de Bierge.

- ¿La gente se conciencia ahora más del respeto a la naturaleza?

- Creo que no del todo. Suceden todavía cosas muy graves en la montaña. Por ejemplo, en Cerler se van a hacer 2.930 viviendas. Esto es un pelotazo urbanístico en plena montaña. Hay un valle salvaje en Castanesa, al lado, donde se sigue perdiendo población y donde compraron, a precios millonarios Aramón, el Gobierno de Aragón e Ibercaja terrenos para hacer otra urbanización y unas pistas de esquí que nunca se han hecho gracias a Dios.

Hay cosas menores como negocios que predican con el turismo sostenible, sin tener nada que ver. En Sobrarbe se ha creado una empresa que sube con sus clientes a cumbres en helicóptero para bajar esquiando o con bici de montaña. Esto sucede también en Andorra o el Pirineo catalán pero son ejemplos molestos que no se deberían permitir. En los Alpes todo esto se ha planteado evitarlo. La montaña tiene que ser para el que la camina y no todo vale.

En la cima del pico Tendeñera

- ¿Son compatibles las pistas de esqui con el respeto a la naturaleza?

- Hay varias estaciones de esqui en Aragón, funcionan bien, pero no se debería hacer lo de Formigal en Espelunciecha. Llegamos a ampliar la zona de esquí hasta la frontera con el parque nacional francés. Deseo lo mejor a las estaciones de esquí, pero a veces hay un afán urbanístico detrás.

- Es una persona polifacética. ¿Cómo se definiría?

- Primero soy amante de la naturaleza y de la montaña. Soy un naturalista de campo, empecé viendo pájaros y la observación de la naturaleza fue lo que me enganchó. Me siento montañero y tengo vínculos con muchos clubs. Hice un curso de iniciación con Montañeros de Aragón. Me siento fotógrafo porque enseguida cogi una cámara para captar la naturaleza y las excursiones. Además, soy miembro de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

- ¿Se considera un pirineísta moderno?

- En cierta manera sí, considerando que el pirineísta es un montañero en los Pirineos que debe cumplir tres cometidos. Uno subir a las cumbres. Otra segunda faceta es escribir sobre ellas, y la tercera es sentir la montaña. Cuando subes, escribes y sientes dejas plasmado algo más. Sensibilidad, poesía, sentimiento, vivencia que deja en el corazón. Me intento aproximar a la imagen de aquellos pioneros que escribían con tanto corazón y pasión sobre estos paisajes. Después de cien años nadie como el conde Russell o Lucien Briet han dejado documentos tan maravillosos como lo que ellos escribieron.

365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

- ¿A quien admira más de los primeros pirineistas?

- Tanto Russell como Briet son mi referencia. Henry Russell como buen vividor de los paisajes, soñador, lo que escribió era poesía. Alquiló al gobierno francés el glaciar del Vignemale para excavar unas cuevas y pasar largas temporadas a 3.000 metros. Es algo que me gusta mucho, dormir en las alturas al raso. Briet además de describir la naturaleza, tenía el don de la fotografía en una época más difícil donde tenía que llevar grandes placas de cristal al hombro. También añadiría a Louis Ramond de Carbonnieres, un barón alsaciano. Era naturalista. Subió a las cumbres, anotaba sus alturas, la presión atmosférica, describía las plantas…

- ¿Qué proyectos tiene en mente?

- A corto plazo voy a publicar un libro sobre el Moncayo con la Institución Fernando el Católico y otro sobre pueblos con encanto de Aragón con la editorial Sua. También estoy enfrascado en otro tema de turismo ornitológico. Espero que mis libros y mis escritos me permitan seguir disfrutando en mis días libres para poder seguir saliendo al campo.

- ¿De todos los libros que ha publicado con cual se queda?

- Por la novedad me quedo con el último, 365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Es el más bonito. También tengo mucha ilusión con el del Moncayo. Lo he escrito a medias con el naturalista Roberto Val. Hay muchas cosas que no se han contado nunca o se han contado escasamente y han pasado desapercibidas. Tengo preciosas fotos de toda una vida en el Moncayo.

También la idea es recoger esas historias que nunca se cuentan. Por ejemplo, la senda que sube a la cumbre la trazaron unos astrónomos que vinieron de toda Europa en 1860 a observar un eclipse de sol. Por cierto, no lo vieron porque se les nublo y mandaron a los vecinos de San Martín para instalar en la cumbre una caseta. Otra bonita historia. En Purujosa habitaron hienas, leones, leopardos y sus huesos han sido recogidos en yacimientos paleontológicos.

. ©Foto: MonrasinRicardo Marti. Nacido en Zaragoza hace 55 años. Ha trabajado en Melilla Hoy, Diario 16 de Aragón, El Punto Deportivo, Stadio Sport, Marca, Atletismo Español y El Periodico de Aragón. Publicó los libros Historia del Atletismo Aragonés y Los Olímpicos Aragoneses.

Otros artículos de Ricardo Martí en RedAragon:

Más noticias de Ocio y Cultura

Ocio y Cultura

 

Ocio y Cultura

 
 
 
Comentarios

Todavía no hay comentarios en Eduardo Viñuales: un pirineísta contemporáneo.

Tu comentario

Regístrate para comentar, o Entra si ya estás registrado/a

 
Festivales de Verano en Aragón 2019
Festivales de Verano en Aragón 2018
Festivales de Verano en Aragón 2017

Escenarios culturales de referencia

Salas de conciertos
Teatros
Pabellones y grandes escenarios
Centros culturales
Otros escenarios
Archivo
 
 
Más contenidos destacados en RedAragon

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Cartelera de cine Zaragoza, Huesca y Teruel.

Conciertos en Aragón

Conciertos

Agenda de conciertos en Zaragoza y otras capitales de Aragón. La música que viene.

Revista RedAragon

Revista RedAragon

Ya puedes descargar el número 29 de la revista RedAragon con la agenda cultural de abril.

Semana Santa en Aragón

Semana Santa en Aragón

Procesiones y cofradías de la Semana santa Zaragozana y la Ruta del Tambor y el Bombo del Bajo Aragón.

Agenda de gastronomía

Agenda de gastronomía

Jornadas, cursos, degustaciones, catas, talleres infantiles y otras actividades en torno a la gastronomía.

Agenda infantil

Agenda infantil

Agenda de actividades para toda la familia en Zaragoza, Huesca y Teruel.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.