1. Formaciones rocosas en Aragón. Cortados, cañones, barrancos.

Como viven las plantas sobre las rocas

Pinguicula en Beceite.
Umbilicus rupertris.
Sempervivum arachnoideum.
Petrocoptis pyrenaica en Biniés
Ramonda myconi.
Saxifraga oppositifolia.
Antirrhinum majus.
Viola biflora.
Sedum sediforme.
La mayor dificultad que impone el vivir sobre la roca es la escasez y prácticamente ausencia de tierra donde arraigar y establecerse. No es este el único problema ya que, además, las plantas que se adapten a habitar en los cortados y paredes tendrán que soportar la gran oscilación térmica que se produce, especialmente en las alturas de las paredes orientadas al sur. Aunque a simple vista parezca que sobre una pared, en apariencia completamente lisa, sea imposible que puedan fijarse las plantas, si miramos con detenimiento hasta la pared más inhóspita tiene pequeñas fisuras, grietas o pequeños rellanos o concavidades suficientes para las más especialistas de las plantas, helechos, líquenes o musgos pueden fijarse.

Las plantas especialistas en vivir sobre las rocas se llaman plantas rupícolas y utilizan diferentes tipos de estrategias para poder colonizar este medio en apariencia tan hostil.

Algunas especies penetran con sus raíces en las grietas y fisuras para anclarse en la roca, su parte aérea puede colgar sobre el vacío o crear hojas que se peguen a la pared. En la grietas, ya sean pequeñas o grandes, encontramos helechos y musgos y plantas "rompedoras" de rocas como las del género Petrocoptis, representado en Aragón por varias especies, alguna de ellas como Petrocoptis pyrenaica, endémica de Pirineos y que sólo habita en el Pirineo francés, País Vasco, Navarra y Aragón.

Estas plantas, en una asombrosa estrategia para la dispersión de semillas, extienden sus ramas buscando pequeñas grietas donde apoyarse para que sea allí donde caigan las semillas y puedan germinar. Algunas de ellas caerán al vacío y no podrán hacerlo, pero de este modo la planta se asegura que alguna de las semillas arraigue en la fisura y pueda prosperar. La Polígala de roca (Polygala rupestris), vive en acantilados de ambientes secos y en Aragón se distribuye por la Depresión del Ebro, Sistema Ibérico y Prepirineo.

Con las hojas pegadas a la roca, especies emblemáticas y bastante conocidas como la oreja de oso (Ramonda myconi) especie de origen tropical que ya habitaba en nuestra región hace miles de años cuando reinaba un clima suave y cálido y que, tras sobrevivir a las glaciaciones, quedó una población relicta y endémica del Pirineo, acantonada en roquedos calizos y conglomerados. O como la corona de rey (Saxifraga longifolia), en Aragón también llamada coda de borrego. El nombre de corona le viene por la disposición de sus hojas, lanceoladas y en forma de rosetón circular que se pega a la roca. Es una especie de la montaña mediterránea, que se distribuye por el sur europeo y el Atlas marroquí y que en Aragón la encontramos en Pirineo, Somontanos, Moncayo y Puertos de Beceite. Su espectacular floración, de cientos de pequeñas flores blancas en un gran penacho colgante se produce en primavera y sólo una vez en la vida de la planta, pues con ello termina su ciclo vital. Otra especie de la misma familia, Saxifraga oppositifolia, es una especie pionera, es decir, de las primeras que se instala sobre los roquedos pirenaicos, que florece bien temprana la primavera y sus hermosas flores púrpuras llaman la atención sobre el blanco de la nieve que habitualmente todavía resiste sobre el roquedo.

Otras plantas son más exigentes en cuanto a la cantidad de sustrato y eligen los rellanos y oquedades de los roquedos donde se acumula una mayor cantidad de tierra. Plantas como la uña de gato (Sedum sediforme), o como el pequeño narciso de Asso (Narcissus assoanus), que prospera en zonas de roquedos y los tiñe de amarillo con sus delicadas flores. El vistoso tulipán silvestre (Tulipa sylvestris) habita entre otros lugares, sobre los conglomerados de San Juan de la Peña y enseña sus llamativas flores a comienzo de la primavera.

Hay otras especies que aprovechan lugares donde los roquedos están más mezclados con la tierra y desarrollan un fuerte y profundo sistema radical para poder mantenerse en pie sobre inestables laderas pedregosas. Su labor es importante ya que son estas especies las que consiguen asentar esas pendientes que de otro modo, sufrirían la intensa erosión del agua y viento y se desmoronarían. El pino carrasco (Pinus halepensis), habita en ocasiones sobre estos lugares y es especialmente representativo de esta circunstancia, el roquedo de Rodeno donde el pino resinero dibuja un precioso paisaje de pino y roca en la provincia de Teruel. Otra planta que encontramos en la base de estas laderas pedregosas es Antirrhinum majus, cuyo nombre vulgar boca de dragón hace referencia a sus curiosas flores rosas.

Anterior | Siguiente

 
Más contenidos destacados en RedAragon

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Estrenos y cartelera de cine de la semana

Cartelera de cine Zaragoza, Huesca y Teruel.

Conciertos en Aragón

Conciertos

Agenda de conciertos en Zaragoza y otras capitales de Aragón. La música que viene.

Revista RedAragon

Revista RedAragon

Ya puedes descargar el número 23 de la revista RedAragon con la agenda cultural de octubre.

Periferias Huesca 2018

Periferias Huesca 19.0

Del 18 al 28 de octubre el festival Periferias se centra en el eje temático del "género"

25 Experiencias Turísticas en Aragón en 2017

Experiencias Turísticas en Aragón

25 originales experiencias para disfrutar de otra manera de los paisajes y patrimonio de la comunidad aragonesa.

Agenda infantil

Agenda infantil

Títeres, cuentacuentos, talleres y otras actividades para toda la familia en Zaragoza, Huesca y Teruel.

Quiz Pueblos

Juego: ¿Cuánto sabes de Aragón?

Adivina a que pueblo o ciudad aragonesa pertenece cada foto en nuestro juego online.

Los destinos turísticos más visitados de Aragón

Turismo. Los + visitados

Los destinos turísticos más visitados de Aragón.