RedAragon. Todo Aragón en internet.Ofrecido por El Periódico de Aragón.
Inicio | Tu cuenta | Contacto | Publicidad
¿No eres Usuario? [Regístrate]
 [Altas]  

Secciones
  • Expo 2008
  • Alojamientos
  • Restaurantes
  • Pueblos y comarcas
  • Deporte de Aventura
  • Rutas turísticas
  • Guía de transportes
  • Museos
  • Oficinas de turismo
  •  
     
      Estás en: Turismo/ George Orwell en Monegros/ La Guerra Civil en los Monegros


    Castillos de Aragón
     

    El frente de Alcubierre


     
    Frente de Alcubierre
    Frente de Alcubierre durante la Guerra Civil Española.
    Pincha para ampliar
    La sublevación militar de 18 de julio de 1936 se impuso en las tres capitales de provincia aragonesas, pero no permitió a los insurgentes el control de toda la región. El frente quedó establecido de norte a sur en Aragón, a través de una línea que en el territorio de los Monegros sólo propició la ocupación de la localidad de Perdiguera, permaneciendo el resto de la comarca en el ámbito de la legalidad republicana.

    El puerto de Alcubierre tenía una gran importancia estratégica y táctica ya que su posesión daba la posibilidad de dominar por la vista gran espacio de terreno. Desde San Simón (Puig Ladrón) o desde cualquiera de las otras cotas elevadas, se visualiza casi desde Zaragoza a Huesca. También desde la posición de Monte Oscuro, más al interior de la sierra, se domina una grandísima extensión. El puerto era también importante porque controlaba el paso y la comunicación a través entre Leciñena y el pueblo de Alcubierre y era una de las llaves para llegar a Zaragoza, objetivo prioritario pata tomar y defender.

    Entre julio y octubre de 1936 el frente quedó determinado por las poblaciones de Tardienta, el entorno de Perdiguera, Osera, Pina y Belchite. Sin embargo, el 12 de octubre las tropas rebeldes tomaron Leciñena y lograron avanzar hasta el puerto de Alcubierre adueñándose de las posiciones P-1 a P-5 de la izquierda y derecha de la carretera Leciñena-Alcubierre (ver mapa), fortificadas en el límite geográfico de las dos provincias. El resto de los picos, crestas y vaguadas se mantuvo en poder republicano.

    La proximidad en ocasiones inverosímil entre los contendientes, determinó abundantes e intensos períodos de combate, como lo prueban los cartuchos, balas, metralla, proyectiles de mortero y de cañón hallados en el transcurso de las excavaciones de esta posición del Irazo. Pero también hubo largas treguas que el escritor George Orwell describe como "la guerra en punto muerto".

    Ataque republicano en el frente de Aragón
    Ataque republicano en el frente de Aragón. Foto: SERVICIO ESPECIAL
    En los montes Irazo y Pucero se asentó el POUM desde el inicio del conflicto hasta febrero de 1937, siendo relevados por las fuerzas socialistas y comunistas de la columna «Carlos Marx», cuyo cuartel general se había establecido en Tardienta. La posición fue rebasada en marzo de 1938, cuando el ejército franquista rompió el Frente de Aragón en su avance hacia Cataluña y Levante, dividiendo en dos zonas la superficie bajo control republicano.

    La loma del Irazo y el conjunto de trincheras que se abren hacia el sur, podrían adscribirse a las denominadas de tipo pelotón. La fortificación principal ocupa un frente de más de cien metros y contiene pozos de tirador individuales y uno doble, asentamientos para armas colectivas, abrigos para personal y pertrechos, los ramales de comunicación necesarios, sacos terreros de protección y un obstáculo perimetral tejido de alambradas, en su día complementadas probablemente con campos de minas y otros obstáculos naturales y artificiales.

     

     


     
    Contacto - Ayuda - Aviso Legal - Publicidad - RSS
    © Copyright 1998-2008. Diseño Web: DiCom Medios, S.L.

    NTT Corporación Publicitaria de Medios